Farewell, Aussie!

Farewell, Aussie!

Carismático piloto australiano. Conocido por ser el piloto con un papel secundario en las hazañas de Red Bull en los cuatro títulos de Sebastian Vettel. Hoy nos comunica la triste noticia de que cuelga el casco a finales de 2016.

Siempre es una noticia triste que uno de los pilotos que más te ha hecho disfrutar de las carreras diga que no volverá a correr en el deporte en el que lo has visto crecer como piloto. Su paso por el campeonato de resistencia no nos dejó insatisfechos tampoco, ahí demostró de qué estaba hecho el “Aussie”, como cariñosamente le llaman en el mundo del motor.

Equipo Benetton.

Equipo Benetton.

Webber ya destacaba en las categorías anteriores a la Fórmula 1. Al igual que Fernando Alonso, estaba en la órbita de Benetton – equipo que posteriormente le daría al español sus dos títulos mundiales, con el nombre de Renault – . Por ello, en 2002 debutó con un Minardi, obteniendo un quinto puesto en su primera carrera, que además fue en su país. Su paso por Jaguar, Williams y Red Bull no nos privó de sus muestras de gran talento, consiguiendo podios y unos grandes resultados con unos coches que no estaban a la altura de sus expectativas.

Pero no fue hasta el año 2009 cuando empezó a despuntar con un coche ganador. Consiguió su primera victoria en Nürbürgring y estuvo disputando el título a los Brawn durante casi toda la temporada. Fue en el 2010 cuando estuvo cerca de conseguir la ansiada corona, pero todos recordaremos la jugada magistral de Red Bull para engañar a Ferrari, cosa que consiguieron, por lo que Vettel se alzaría con el título de pilotos.

Podríamos hacer un resumen de los años siguientes, pero nuestros lectores lo recordarán con nostalgia. Pocas carreras el coche le iba bien, pero cuando el Red Bull funcionaba, Webber era de los mejores en la pista. Nos dejó muchas anécdotas en las carreras, como los comentarios a sus ingenieros por la radio. Nunca obtuvo su ansiado título, y al final de la temporada 2013 anunció su retirada de la Fórmula 1. A muchos se nos rompió el corazón oyéndole despedirse, pero los pilotos y sus mecánicos supieron darle una gran despedida en Brasil, donde además se llevó un podio.

Al año siguiente, en el 2014, correría para Porsche en el campeonato de resistencia. Era un año de aprendizaje, que finalizaría con varios podios en todo el año. Algo que quedó empañado por el título que consiguió el año siguiente junto a Hartley y Bernhard, quedando segundo además en las 24 horas de Le Mans.

Webber en el Porsche 919.

En 2016, aun sin acabar la temporada nos anuncia que abandona las competiciones. Una lástima no poder verle ganar unas 24 horas de Le Mans, pero sin duda nos deja unas carreras para la historia. El encanto del mundial de resistencia nos mostró esta vez, cómo el trabajo en equipo se impuso al individualismo que reina en la Fórmula 1.

Cuando todo parecía perdido para él, nunca se rindió; y aunque no ganase más que un título de campeón del mundo en la resistencia, a los ojos de todos es el gran campeón sin corona en la Fórmula 1. Un campeón como la copa de un pino al que quizá la mala suerte le privó de más, y que a sus 40 años dice adiós. Si bien hay algo que los amantes del motor recordamos es a nuestros héroes.

Los que sabemos reconocer el amor y la dedicación te damos las gracias Aussie. Gracias por todo, y esperamos seguir viéndote aunque no sea detrás de un volante.

¡Hasta siempre campeón!

¡Hasta siempre campeón!

 

 

 

Javier Nieto

Apasionado de la Fórmula 1 y los coches en general. Cádiz.

Latest posts by Javier Nieto (see all)

Comments

comments