Sevilla – Barça: ¡La fiesta de La Supercopa!

Sevilla – Barça: ¡La fiesta de La Supercopa!

“¡Gloria a Dios en las alturas!” Reza la primera estrofa de La Fiesta de Serrat donde nos cuenta como su pueblo se adornaba con motivos festivos para recibir a todos aquellos que quisieran participar de las celebraciones.  A manera de invitación nos arenga a apurar el paso para no perdernos el evento. ‟¡Apurad, allá os espero si queréis venir!ʺ La invitación es general y no tiene exclusividad.

Las Supercopas anuncian el inicio de las festividades futbolísticas. La Supercopa de Europa, ganada por el Real Madrid, inició la etapa de las competencias en ‟serioʺ que involucran un título, menores o mayores, pero que no dejan de tener relevancia. Le toca el turno ahora a La Supercopa de España, que disputarán el FC Barcelona y el Sevilla FC. Dos clubes protagonistas de la Liga Española y de las competiciones europeas en recientes años más que nunca. El espectáculo está asegurado por la manera como los dos interpretan el fútbol. Cada uno con su estilo propio, pero que nos hace abrigar la esperanza de que veremos una serie con mucha entrega y a cada uno de sus protagonistas, tratando de imponer sus condiciones fieles a su estilo todavía en proceso de afinación.

Sabemos a qué juega el Barça y la expectativa general es que el estilo continúe, y todo hace pensar que así será, si nos guiamos por lo visto en los partidos de preparación de la pretemporada. Pero resta ver cómo funcionan las nuevas incorporaciones (Digne, Umtiti, André Gomes, Denis Suarez y Cía.) y lo que cada uno de ellos puede aportar al equipo. Todavía se espera alguna otra incorporación, como la del deseado cuarto delantero, pero la plantilla parece estar prácticamente cerrada y los nuevos elementos tendrán poco tiempo para asimilar el estilo, antes de comenzar la liga. El Gamper sirve más como presentación que como referencia, pero lo que se vio promete, y hace ilusionarse a los culés. Las fallas a la defensiva son algo en lo que deberán trabajar, pero seguro que jugadores y cuerpo técnico ya están mejorando a base de entrenamientos este aspecto. La capacidad ofensiva del Barça está fuera de duda, aunque falte Neymar, ocupado en la tarea de ganar el oro olímpico para Brasil.

El Barça derrotó al Sevilla en la pasada final de la Copa del Rey. Imagen: lavanguardia.com

El Barça derrotó al Sevilla en la pasada final de la Copa del Rey. Imagen: lavanguardia.com

Por otro lado tenemos a un Sevilla que llega tras haber perdido con el Madrid la Supercopa de Europa y al que se le vieron buenas cosas. Existe la sensación de ser un equipo hecho para competir en liga y aspirante a ser protagonista en la Champions, lo que es un reto para cualquiera que aspire a formar parte de la élite europea. Falta todavía ver  la impronta futbolística de Sampaoli en el Sevilla, de quien como referencia tenemos su papel al frente de la selección chilena. Tipo serio y profesional que gusta del orden y equilibrio en las filas. Trabajador y capaz, es el tipo que sabe cómo sacar todo el provecho a la plantilla. Estrategias aparte, no se prevé al Sevilla jugando al resultado, pero sí buscando sacar provecho de cualquier posible debilidad que muestre el rival, que las tiene, sobre todo defensivas.

También habrá que ver cómo se adaptan las nuevas incorporaciones que tendrán la difícil tarea de reemplazar a los que se han ido. Algunos de ellos, como Krychowiak, Gameiro, Banega o Llorente,  piezas fundamentales del título de la UEFA Europa League. No se espera ver a ninguno de los dos equipos en plenitud de forma, ya que todavía hay que entrar en la dinámica de competición, pero si se espera ver una gran entrega de ambos equipos y eso, por sí mismo, debe valer el boleto. De cualquier manera, estamos hablando del vigente tricampeón de la UEFA Europa league y del Campeón de España de Liga y Copa, lo que no es cualquier cosa.

Para todos los amantes del buen fútbol este es el preámbulo a la fiesta que se avecina. Si atendemos a la ‟invitaciónʺ de Serrat, seguramente viviremos muchas emociones hasta el final de la temporada. La mesa está puesta y la fecha fijada para la celebración de la Supercopa de España. ‟¡Vamos subiendo la cuesta, que arriba mi calle se vistió de fiesta!”

Comments

comments