River, Estudiantes y Gimnasia en busca del Torneo Argentino

El fútbol argentino tuvo el semestre pasado al campeón con menos puntos de la historia de los torneos cortos desde que los partidos ganados suman tres puntos, y no dos como en un comienzo (1991). Desde el Apertura 1995, cuando Vélez Sarsfield se quedó con el título con 41 unidades, hasta el semestre pasado, todos habían sumado al menos 36 puntos. En el Apertura 2004, Newells Old Boys, con Américo Gallego como entrenador, alcanzó esa cifra producto de diez triunfos, seis empates y tres derrotas y se convirtió en el “peor” campeón desde que rige este formato. El San Lorenzo de Juan Antonio Pizzi marcó un nuevo récord el año pasado tras conseguir la copa con 33 unidades, con nueve victorias, seis igualdades y cuatro caídas.

A falta de una jornada para que el fútbol argentino conozca a su nuevo mandamás, las cifras ya fueron superadas por el líder del campeonato, el River Plate de Ramón Díaz. Diez triunfos, cuatro empates e igual cantidad de derrotas le permiten al “Millonario” estar en lo más alto de la tabla, por encima de sus únicos dos perseguidores con chances, los equipos oriundos de la Plata: Estudiantes y Gimnasia.

Los tres aspirantes al título.

Los tres aspirantes al título.

No hay chances de triangular, como sucedió en el Apertura 2008, en el que Boca Juniors, Tigre y San Lorenzo igualaron en 39 puntos y tuvieron que enfrentarse en un pequeño certamen de todos contra todos. Paradojicamente, el “Xeneize” terminó coronándose por diferencia de gol, resolución que no se había llevado a cabo durante el torneo regular, y que le hubiera permitido al “Cuervo” obtener un nuevo trofeo.

Como varias veces hemos mencionado en las notas de Falso9 sobre la Copa Libertadores, el fútbol argentino vive un presente de profunda irregularidad. El hecho, como se dice habitualmente, que “todos pueden ganarle a todos”, tiene sus cosas positivas y negativas. Los cánones de grandeza ya no existen y cualquier equipo puede vencer al resto, incluso en condición de visitante. Entonces, los pequeños detalles, los pequeños momentos de cierta regularidad pueden dirimir al campeón.

Cavenaghi y Teo, el ataque de River en el torneo.

Cavenaghi y Teo, fijas en el ataque de River.

Y una de las razones más importantes por las que el conjunto rojiblanco puede coronarse es justamente esa… Los detalles. El equipo dirigido por Ramón Díaz tan sólo perdió un encuentro como local. Pero no sólo eso, ganó todos los demás. Godoy Cruz, de Mendoza, fue el único que pudo llevarse unidades del “Monumental”, con una victoria por 2-1. Después cayeron derrotados Gimnasia La Plata (1-0 / Fecha 1), San Lorenzo (1-0 / Fecha 5), Arsenal (1-0 / Fecha 7), Lanús (2-0 / Fecha 9), Newells (1-0 / Fecha 11), Atlético de Rafaela (2-0 / Fecha 13), Vélez (1-0 / Fecha 15) y Racing (3-2 /Fecha 17). El “Millonario” encontró un verdadero fortín en el estadio Antonio Vespucio Liberti. Allí se siente seguro, saca lo mejor de sí y logra llevar los hilos del partido. Domina. A veces más, a veces menos, con mayor o menor intensidad, pero domina. Probablemente Vélez fue quien más cerca estuvo de llevarse al menos un empate, aunque el resultado final también tiene un dejo de justicia.

Hasta el cierre de la 18ª jornada, el elenco de Pedro Troglio también estaba en la cima de la tabla de posiciones. La Plata, capital de Buenos Aires, es uno de los pocos lugares en Argentina que está dividido por el fútbol: Gimnasia (“El Lobo”) o Estudiantes (“El Pincha”), esas son las opciones allí. No hay hinchas de otros clubes y por eso cada clásico es una revolución para la ciudad. Ahora están los dos con chances producto de la derrota del primero contra Quilmes y del gran triunfo del segundo ante San Lorenzo. Gimnasia busca su primer campeonato en la era profesional, aquella que comenzó en 1931. Ha conseguido títulos amateurs pero desde que el fútbol se convirtió en una actividad rentable, el elenco azul y blanco ha tenido varios traspiés. Porque llegó con oportunidades, finalizó en más de una ocasión como Subcampeón y hasta pudo consagrarse en su cancha en el Clausura 1995. En ese torneo figuraba como líder en la última jornada, dos puntos por encima de San Lorenzo, que visitaba a Rosario Central en el imponente estadio rosarino. El “Lobo” chocaba con Independiente en su propia cancha. El fútbol, la suerte o como quieran llamarlo, no estuvo de su lado. El equipo plantense cayó 1-0 contra el “Rojo” y el “Cuervo” consiguió una enorme victoria por la mínima, que le terminó dando el campeonato.

Franco Mussis (Camiseta 7), baluarte de Gimnasia.

Franco Mussis (Camiseta 7), baluarte de Gimnasia.

Por último está Estudiantes, el conjunto de Mauricio Pellegrino. Un entrenador formado en Europa, que estuvo a cargo del Valencia, asistente de Rafa Benítez en Liverpool. Pese a su corta edad, buenos pergaminos. Su poca efusividad no cayó bien y su apego a las declaraciones estrictamente futbolísticas tampoco. Pero hoy, un año después de su llegada, su mano en el “Pincha” comienza a surtir efecto. Un equipo que no arriesga de más, que cuenta con la inestimable presencia de Juan Sebastián Verón y un pequeño gran proyecto como Gastón Gil Romero, capitán del equipo. Y claro está, dos piezas fundamentales en cada área. Gerónimo Rulli en la propia y Guido Carrillo en la ajena. Ambos jóvenes, de 21 y 22 años respectivamente, que le han dado mucho a este equipo.

Tres participantes para un solo objetivo. Gimnasia parece ser el más relegado después de una dura caída contra Quilmes. Ahora, el conjunto de Troglio tendrá otro duro encuentro como local, en este caso frente a Boca Juniors. El “Lobo” debe ganar en casa, esperar que River pierda y que Estudiantes no consiga la victoria para poder disputar una Final con el “Millonario”.

El domingo pasado, el último partido de Verón como local.

El domingo pasado, el último partido de Verón como local.

Mauricio Pellegrino y compañía sí pueden coronarse el próximo domingo. Para ello, deberán vencer a Tigre en condición de visitante y también esperar que los de Ramón Díaz pierdan en el “Monumental”. Sin embargo, como bien indica la matemática, si River iguala con Quilmes puede darse un choque decisivo contra el “Pincha”.

La tarea de Fernando Cavenaghi, Teófilo Gutiérrez, Marcelo Barovero, Éder Álvarez Balanta, Carlos Carbonero y compañía es fácil de decir y algo más complicada de realizar. Con un triunfo es campeón, sin importar los demás resultados. Incluso un empate le daría una vida más, en una hipotética Final. Una derrota puede dejarlo con las manos vacías.

Apenas a días de la resolución del campeonato, tres equipos en disputa y millones de hinchas pendientes de las principales noticias de sus planteles. En menos de una semana, River puede obtener su 34º título en la era profesional, Estudiantes intentará alcanzar el sexto de su extensísima historia, y por supuesto, Gimnasia buscará romper el maleficio y quedarse con su primer campeonato local en 127 años de vida.

Gastón Del Torto

Boxeo at Falso9blog
Gastón Del Torto. De Argentina. 22 años. Messi. Marcelo Bielsa. Periodismo.

Comments

comments