Aún está Verde, pero tiene todo para triunfar

Aún está Verde, pero tiene todo para triunfar

“Es rápido, técnico, profundo y sabe conducir el balón pero, sobre todo, es muy trabajador y se sacrifica por el equipo. Sin duda, hará carrera”. Son palabras de Rudi García, entrenador de la Roma, sobre el nuevo talento giallorosso, Daniele Verde, tras el partido que enfrentó a la Roma con el Cagliari el pasado domingo.

Nacido en Fuorigrotta, un barrio de Nápoles muy cercano, casualidades de la vida, al estadio de San Paolo, Daniele Verde cumplirá 19 años el próximo mes de Junio. Su padre, desempleado, y su madre, empleada doméstica, se desvivieron para que su hijo, el menor de tres hermanos, triunfase en esto del fútbol.

En sus comienzos, jugaba en el Pigna Calcio, un equipo local, cuando fue captado en 2010 por Bruno Conti, antiguo jugador y actual director deportivo romano. Se dice que el scout de la Juventus en la zona de Campania, no salió muy bien parado del fichaje de Verde por la Roma: los turineses pretendían al jugador e hicieron responsable al colaborador de dejar escapar ese fichaje.

Jugaba por aquél entonces como interior o medio izquierda y fue Vincenzo Montella, entrenador del primer equipo de la Roma en aquél entonces, quien lo comenzó a alinear en posiciones más adelantadas en el torneo Giovanissimi, un campeonato para menores de 15 años en el que pueden participar todos los equipos, desde la serie A a la C2,  que así lo soliciten.

Esta temporada, 2014/15, su desempeño en el equipo Primavera de la Roma (dirigido, por cierto, por Alberto de Rossi, padre del jugador de la Roma Daniele de Rossi) está siendo notable, tanto en la competición doméstica como en la UEFA Youth League.

Las bajas de la Roma en este principio de año han hecho que haya debutado con el primer equipo: tres apariciones desde el banquillo, frente a Palermo y Empoli en Liga y Fiorentina en Copa, sin apenas relevancia, más bien, todo lo contrario. Muy poca participación y de escasa calidad. “Me temblaban las piernas” llegó a declarar, frase que no sentó muy bien a su entrenador que cree (y con bastante razón) que “un joven a su edad debe comerse la hierba”.

Camiseta de Daniele Verde, con el 53 a la espalda

Camiseta de Daniele Verde, con el 53 a la espalda (Foto: calcionazionale.it)

Pero, circunstancias de la vida, el panorama para Rudi García para el partido frente al Cagliari era (aún más) desolador. Desolador en lo referido a la trayectoria reciente del equipo (cuatro empates consecutivos que le habían llevado a 7 puntos de la Juventus unidos a una eliminación en Copa a manos de la Fiorentina) y desolador en tocante a las bajas del equipo: Totti y Ljajic, renqueantes; Iturbe e Ibarbo, lesionados; Doumbia y Gervinho en la Copa de África; Florenzi, sancionado y Destro, recién cedido al AC Milan.

Aún contando con que Totti y Ljajic, ambos sin estar al 100 %, fuesen de la partida, Rudi García necesitaba un tercer delantero para completar su tripleta o renunciar a sus (casi) inamovibles principios. Se especuló mucho con que García podía rendirse a la evidencia y jugar con un 4-4-2 pero decidió ser valiente y mantener su esquema; y Daniele Verde fue de la partida en el flanco derecho del ataque.

Su primera titularidad vino acompañada de  los primeros titulares: fue el asistente de los dos goles (marcados por Ljajic y Paredes) que dieron la victoria a la Roma frente al Cagliari. La primera asistencia, a Ljajic, es de jugador con mucha clase, picando el balón por encima de la defensa al lugar donde aparecía el serbio para rematar.

No es excesivamente alto pero tiene un potente tren inferior que le permite arrancar con mucha potencia. Aunque también maneja la pierna derecha, es zurdo y gusta de partir desde la banda derecha para buscar la diagonal al gol. Cuando recibe, su primera intención es correr y encarar al rival: lógico, ya se trata de su mejor virtud pero, con la madurez que le irá dando el tiempo y la experiencia, debe aprender que no siempre es esa la mejor opción.

Lamentando una ocasión fallada

Lamentando una ocasión fallada (Foto: it.ibitimes.com)

Camino le queda por delante. Mucho. Poco a poco, Rudo García debe ir recuperando efectivos, lo cual le llevará otra vez al banco (o al equipo Primavera) pero “si sigue trabajando, hará carrera”. (Rudi García dixit). Y en su carrera, está muy presente su familia: ahora que su agente lleva algunas semanas negociando la renovación de su contrato, su primera intención es ayudar a su familia y devolver a sus padres todo lo que han hecho por él.

Ojalá le salga bien. Lo merece.

NOTA DEL AUTOR: Para la redacción de este artículo, he cogido datos de los siguientes artículos:

http://www.gazzetta.it/calcio/nuove-forze-calcio/10-02-2015/daniele-verde-fuorigrotta-rione-traiano-palleggi-bruno-conti-montella-peppe-lomasto-100835169470.shtml

http://www.gazzetta.it/calcio/nuove-forze-calcio/08-02-2015/roma-storia-daniele-verde-iturbe-terzino-vincenzo-montella-pigna-calcio-cagliari-esordio-100810950543.shtml

http://www.theguardian.com/football/blog/2015/feb/09/daniele-verde-roma-green-youngsters-winning

Comments

comments