Beijing Guoan, un digno subcampeón

Beijing Guoan, un digno subcampeón

La Chinese Super League finalizó hace unas semanas con el Guangzhou Evergrande coronándose como campeón por cuarta vez consecutiva. En China, la calidad y el poderío del equipo de Cantón son incuestionables. Pero esta temporada, a diferencia de las anteriores, tuvo que esperar hasta la última jornada para cantar el alirón, ya que el Beijing Guoan le peleó el título hasta el final.

El equipo de la capital llegó al último partido de liga tres puntos por debajo del Guangzhou Evergrande. Una victoria de los de Gregorio Manzano y una derrota de los de Lippi, hubieran permitido al Beijing Guoan proclamarse campeones de liga, algo que no sucede desde la temporada 2009, en la que consiguió su primera y, por ahora, única Chinese Super League.

Sin embargo, ambos encuentros finalizaron en empate y pasó lo que ya es sabido por todos. Pese a no depender de ellos mismos, el Beijing Guoan luchó y estuvo a punto de cambiar el signo de una temporada en la que el equipo dirigido por Gregorio Manzano nunca abandonó los tres primeros puestos de la tabla.

Un cambio de estilo muy positivo

En el inicio de la Chinese Super League 2014 ya se pudo notar a un Beijing Guoan distinto al de la temporada anterior. El juego del equipo era mucho más compacto y se intentaba jugar el balón sin prisas y con las ideas claras. Se notaba que los jugadores se estaban adaptando a un estilo de juego diferente, pero consiguieron la victoria en los tres primeros encuentros de liga. De hecho, en la tercera jornada se auparon al liderato gracias al triunfo del Changchun Yatai en casa del Guangzhou Evergrande. Sin embargo, una jornada después sería el Beijing Guoan quien estrenará su casillero de derrotas al caer por la mínima contra el Shanghai East Asia, una de las revelaciones de la temporada.

Beijing Guoan

Así lució el Workers Stadium en el partido Beijing-Guangzhou. / Osports.

Tras trece jornadas y con un bagaje de 10 victorias y 3 derrotas, el Beijing Guoan recibía la visita en el Workers Stadium del Guangzhou Evergrande y la diferencia entre ellos era de tan sólo un punto. El partido finalizó con un intenso 1-1 en el marcador que lo dejaba todo igual. En ese momento la Chinese Super League detuvo su actividad durante más de un mes debido a la celebración del Mundial de Brasil.

Refuerzos acertados

La liga se reanudó y la última jornada de la primera vuelta finalizó con una derrota del Beijing Guoan y una victoria del Guangzhou Evergrande, algo que dejaba a los de Manzano a cuatro puntos del líder.

Beijing Guoan

Damjanovic y Fejzullahu aportaron pólvora al Beijing Guoan. / Osports.

El Beijing Guoan se había hecho con la segunda posición en la novena jornada y, aunque lo intentó, no la había abandonado. Aun así, la diferencia de puntos con el Guangzhou Evergrande le impedía fallar. El equipo se reforzó con Dejan Damjanovic, procedente del Jiangsu Sainty, y el sueco Fejzullahu. Con estas dos incorporaciones, el equipo de Gregorio Manzano añadía mucho gol a un juego muy fluido y mejorado.

En la segunda vuelta del campeonato, el equipo se mantuvo competente, pero la diferencia con el líder, el Guangzhou Evergrande, aumentó hasta los seis puntos. La lucha con los cantoneses fue constante, sin tregua, e hizo sacar lo mejor del Beijing Guoan, que demostró estar conjuntado como equipo y supo aguantar la presión.

Racha de victorias

Tras seis jornadas consecutivas ganando, de la vigésimo tercera a la vigésimo octava, el equipo llegó con más fuerza que nunca al partido de la temporada, el que le enfrentaba al Guangzhou Evergrande a falta de dos jornadas para la conclusión de la Chinese Super League.

La diferencia de seis puntos entre ambos equipos propiciaba que si el equipo de Cantón ganaba o empataba conseguía el título, mientras, si era el Beijing Guoan el que conseguía la victoria, mantendría las opciones de ser campeón hasta la última jornada.

Beijing Guoan

Shao Jiayi celebra el gol del triunfo contra el Guangzhou Evergrande. / Osports.

Con el Tianhe Stadium lleno y preparado para la fiesta, el Beijing Guoan aguantó las embestidas de los de Marcello Lippi y en el minuto 87 Shao Jiayi, con un magistral lanzamiento de falta, estableció el 0-1 con el que finalizaría el encuentro y que mantenía la esperanza de conseguir el título.

Sin embargo, como hemos mencionado, en la última jornada ambos conjuntos empataron sus encuentros y el Beijing Guoan tuvo que aceptar el subcampeonato.

Méritos y reconocimientos

Sabedores del potencial del Guangzhou Evergrande, el haber finalizado la temporada como segundo clasificado a tan sólo tres puntos de diferencia es un magnífico resultado para el Beijing Guoan, un equipo que inició el campeonato muy mermado y que supo exprimir sus posibilidades hasta el límite.

Beijing Guoan

Manzano con el galardón al mejor entrenador de la liga. / Osports.

Que el equipo de la capital ha realizó una gran campaña no pasó desapercibido para la Chinese Super League. El técnico del equipo, el español Gregorio Manzano, fue designado como mejor entrenador de la liga y dos de sus jugadores, Xu Yunlong y Zhang Xizhe, fueron incluidos en el once ideal del campeonato.

No cabe duda de que si el Beijing Guoan mantiene el nivel de juego y espíritu de equipo mostrado en la recién finalizada temporada, será un claro candidato al título en la próxima edición de la Chinese Super League.

Xavi Falgueras
Welcome

Xavi Falgueras

"Si realmente quieres ver fútbol, tienes que concéntrate los 90 minutos. Suelo compararlo con el teatro. Si vas a ver una obra debes estar atento hasta el intermedio. Luego te tomas un descanso, comentas lo sucedido y vuelves a sentarte para ver el segundo acto. El fútbol es igual".
Xavi Falgueras
Welcome

Latest posts by Xavi Falgueras (see all)

Comments

comments