River campeón de la Copa Sudamericana 2014

River campeón de la Copa Sudamericana 2014

River Plate se consagró campeón de la Copa Sudamericana 2014 tras vencer 2-0 en el Monumental al Atlético Nacional de Medellín (Global 3-1). De esta manera, los dirigidos por Gallardo le han dado a la institución su sexto título internacional y cierran un año inmejorable, con un título local, uno internacional y la posibilidad de un segundo titulo nacional.

El Monumental rebasaba de gente. El ambiente era de alegría. La victoria en la semifinal ante Boca Juniors, su clásico, había dejado a un River que venía de capa caída con la moral por las nubes. No sólo eso. El empate en la ida, tenía sabor a victoria. No sólo por el desarrollo del partido en ese momento, sino también por la ventaja de definir en tu casa la competición. De alguna manera, todo parecía dado para que se de. Faltaba el toque final, y River, con la jerarquía que viene mostrando lo dio.

El partido se desarrolló en los términos que se venían previendo. River siguió con su libreto: Presión alta, intentar atacar y explotar las falencias defensivas de Atlético Nacional. Los colombianos, si bien un poco mas replegados, intentaron seguir con su esquema: salidas limpias del fondo siempre que sean posibles, y explotar las bandas en velocidad. En los primeros minutos,  River fue mas. Llegó varias veces con peligro de la mano de Teo Gutiérrez, pero Armani fue figura excluyente y le negó el gol a los locales. Salvo un par de oportunidades de los colombianos, todas bien rechazadas por un soberbio Barovero, el primer tiempo no presentó dificultades.

El segundo tiempo siguió con el mismo guión. Pero en un córner magistralmente ejecutado por Pisculichi, Mercado logra cabecear y llevar tranquilidad a los suyos anotando el primer gol. No pasaron cinco minutos, y desde el mismo lugar, Pezzella cabeceó otro córner calcado del enganche, para poner el partido 2-0. A partir de ahí, Nacional se desdibujó, y con mas ímpetu que ideas intentó llegar al descuento. Al no lograrlo, sobre el final ya sólo quedaba esperar el pitido final. River resolvió el partido desde la jerarquía de sus jugadores en la pelota parada y puede así alzarse con un nuevo título internacional.

Se recordará a este equipo no sólo por su circuíto de juego dinámico, sino también por haber mostrado entereza en muchos tramos de la copa. Termina la competencia invicto, derrotando a su clásico rival, y ganando con jerarquía una final que parecía cuesta arriba. No sólo eso, el altísimo nivel de varios de sus jugadores (Barovero, Pezzella, Maidana, Sánchez, Pisculichi y Teo Gutiérrez entre otros) han hecho del conjunto rioplatense un merecido y justo campeón.

Mención aparte a Pisculichi, el gran héroe de las dos llaves finales: Hizo el gol contra Boca que permitió pasar a la finales, y en la ida, cuando parecía que Nacional iba a lograr un triunfo, con un disparo de afuera del área empató el partido. En el partido clave ejecutó dos córners idénticos y perfectos que permitieron cerrar el partido.

Personalidad, buen juego, jerarquía. Estas son las claves distintivas de este River que será recordado por tener un 2014 fenomenal. Sólo queda un sueño más: el bicampeonato local, que está mas lejano, pues no sólo debe ganar, sino que  depende de que Racing pierda el próximo domingo (o empate para forzar un desempate). De cualquier manera, estos dos títulos cierran el año en alto y será recordado por su gran juego. Merecido festejo y reconocimiento para un equipo que ha sorprendido a propios y extraños en el fútbol argentino.

Seguime

Nahuel Lanzón

Argentino, 26 años. Estudiante de Filosofía. Analista del Fútbol.
Seguime

Latest posts by Nahuel Lanzón (see all)

Comments

comments