El submarino leva anclas

El submarino leva anclas

El Villarreal consiguió en la tercera jornada de liga su primera victoria, y esta se produjo en la Rosaleda contra el Málaga (0-2). El submarino aprovecho la semana de compromisos internaciones para poder trabajar  tranquilamente después de un verano un poco convulso, y ya se empiezan a ver los resultados

Antecedentes

Para este partido Fran Escribá recuperaba a Jonathan dos Santos, y a Dénis Cheryshev, dos jugadores que tienen que ser muy importantes para el submarino. Por el contrario continuaban de baja Bonera, Bakambu y Soldado, a los que se sumó esta semana el delantero brasileño Pato.

Este partido llegaba para el equipo de Castellón, después de una semana convulsa y centrada en la polémica, en relación a las declaraciones del presidente Fernando Roig, que aseguro en una entrevista a  un medio radiofónico, que tuvo que destituir a Marcelino por una cuestión de honradez del Villarreal, lo que llevo a miles de interpretaciones por parte de los medios de prensa deportiva, al ligarlas al último partido de liga de la temporada pasada contra el  Sporting en Gijón, donde el submarino perdió, y con ello los asturianos se salvaron matemáticamente del descenso de categoría.

Ese resultado unido a las declaraciones previas al partido por pate del técnico asturiano, y las posteriores de su mujer en las redes sociales, generaron cientos de comentarios e interpretaciones.

Dejando de lado las polémicas, esta semana de parón por los compromisos internacionales, le ha venido muy bien a Escribá y al equipo para poder trabajar conceptos tácticos, <y estilo de juego, puesto que desde su llegada al Villarreal el pasado 10 de agosto, no había tenido prácticamente tiempo de nada, porque siempre ha tenido que ir a salto de mata, jugando partidos cada dos o tres días, entre ellos la previa de la Champions League.

Análisis

El partido comenzó como mucho ritmo por parte del Málaga, que salió decidido en busca del gol, y  de hecho tuvo oportunidades para hacerlo, pero ahí estuvo muy  bien el cancerbero amarillo para desbaratarlas todas.

Con el transcurrir de los minutos el submarino se fue asentando en el campo, y se hizo dueño de la zona ancha. Los jugadores del medio y de la delantera tocaban y combinaban bien, y se veía que si apretaban un poco en la línea defensiva de los andaluces ellos sufrían para sacar el balón.

Ese dominio se comenzó a concretar en acercamientos a la portería de Kameni, y en una gran jugada de Santos Borré regateando a todos los defensas que salían a su paso, filtro un gran centro al lado contrario, donde apareció Jaume Costa para batir de certero remate desde el borde del área al portero malagueño.

El submarino por delante en el marcador se sentía muy cómodo, era duelo y señor del partido y jugaba a su antojo. Y así fue como apenas cinco minutos más tarde una buena jugada otra vez del colombiano, que ayer estuvo muy activo en ataque, se escapaba de Weligton, y a este no le quedó más remedio que derribarlo,  cuando ya se disponía a fusilar a Kameni. El árbitro sanciono el penalti, pero no la expulsión cuando el jugador andaluz debería de haber sido expulsado, puesto que era ocasión manifiesta de gol, y era el último defensa.

El penalti no fue aprovechado por Bruno, que ajusto muy bien su tiro al palo, pero Kameni acertó el lugar por donde iba la pelota y lo detuvo.

Ese hecho no desmotivo a los hombres de Escribá, que en ataque eran un vendaval para las defensa malagueña, y en otra buena jugada de los amarillos, Sansone se volvió a plantar delante de Kameni, que detuvo en primera instancia el disparó del delantero, pero no así el rechace que este si aprovecho para marcar el segundo gol al borde del descanso.

Resultado justo al descanso, donde el Villarreal demostró tener mucha pegada, tal y como se presumía a raíz de los fichajes realizados.

En la segunda parte el Málaga buscaba el gol que le diera alguna opción, pero los groguets muy bien plantados en el campo, y sabiendo en todo momento lo que tenían que hacer desbarataban cualquier ocasión local. Y no solo eso, sino que en ataque el submarino era una pesadilla, y tuvo muchas ocasiones para ampliar el marcador, pero unas veces la falta de puntería y otras Kameni lo impidieron.

El Villarreal entonces se dedicó a contener y a buscar alguna contra, contra un Málaga que tuvo que adelantar líneas, pero que no conseguía generar peligro. Lo más destacado fue un gol bien anulado a los locales por claro fuera de juego.

Conclusiones

Primera victoria del Villarreal en liga y muy importante, que va a servir para reforzar las ideas y el proyecto, y que debe tranquilizar los ánimos de la afición, y alejar las inquietudes que había con el equipo. Ayer se demostró que hay un buen equipo, y que como todo nuevo proyecto necesita tiempo.

Es hora de pasar página y olvidarnos de las polémicas, y hablar donde siempre lo hemos hecho, y que no es otro sitio que el terreno de juego. Ahí el Villarreal se ha ganado todo el prestigio deportivo que ahora tiene, y que es reconocido por todo el estamento futbolístico y periodístico.

Comments

comments