Previas Premier League 2017/2018: Manchester City FC

Previas Premier League 2017/2018: Manchester City FC

Después de una temporada en la que no se consiguieron los objetivos esperados, y en la que el equipo fue de más a menos, los citizens intentarán mostrar el nivel suficiente que les lleve a conseguir títulos y una seña de identidad, algo imprescindible en los equipos de Guardiola. Con una plantilla renovada, comienza el año II de Pep en Manchester.

Guardiola, dando indicaciones en un partido en el Etihad.

Guardiola, dando indicaciones en un partido en el Etihad.

Al Manchester City se le podría considerar como a uno de esos clubes que han contribuido a que la globalización se adentre en el mundo del fútbol. Un club, que aunque históricamente no esté en el máximo escalafón del fútbol mundial, ni siquiera del fútbol inglés, lo ha ido consiguiendo “poco a poco” gracias a la inyección del dinero árabe. Desde que la empresa de los Emiratos Árabes compraran el club, se propuso un proyecto en el se hicieran un hueco entre los grandes de Europa hasta conseguir el título deseado por todos, la Champions League, a parte de crear una gran escuela de jóvenes y una idea de juego, entre otros. Atraer a entrenadores como Guardiola hasta el club era fundamental si querían conseguir esto último. Técnicos con gran personalidad, ganadores y que sean capaces de dotar al equipo de una idea de juego.

 

Hay pocos entrenadores que ilusionen más que los fichajes de los propios jugadores, y eso pasa con entrenadores como Guardiola, entrenadores en los que las expectativas están muy altas y en las que si no consiguen un título, se les considera fracaso. Cosa que es cierta si tenemos en cuenta la cantidad de millones gastados. Pero aquí es donde se demuestra que hay otros muchos aspectos que tienen que ver en el rendimiento de los equipos, como la adaptación jugador-entrenador y al revés,o la propia adaptación a la liga. Por eso se consideraba, o se considera, que Guardiola y la Premier son un choque cultural, y que los dos tienen que cambiar cosas para entenderse.

La temporada del City fue decepcionante en varios aspectos, uno de ellos fue la propia adaptación, ya que al inicio de temporada parecía que iban a arrasar en la Premier debido al rendimiento y los resultados. Todo iba demasiado rápido, incluso la adaptación había impresionado hasta los más optimistas, pero hubo un antes y un después tras la derrota en el Camp Nou por 4-0. El equipo se desinfló y no conseguía ser regular en ninguna de las competiciones. El rendimiento también se vio afectado por las lesiones, Gündogan, que prometía ser fijo en los esquemas de el técnico catalán, se lesionó de gravedad de los ligamentos, y se tuvo que recurrir a descartes, que se convirtieron en titulares, como Yaya Touré.

 

El verano ha sido movido en las oficinas de los citizens. El club se ha gastado una millonada en fichajes para cubrir las tuberías rotas en el equipo de Pep, empezando por la portería, en la que el fichaje de Ederson, procedente del Benfica, se ha convertido en el portero mas caro de la historia tras costar 40 millones. Llega con el fin de afianzarse en la portería y dar más seguridad al equipo de Guardiola, ya que tanto Bravo como Caballero, este último recién fichaje del Chelsea, no consiguieron mostrar un nivel óptimo y ganarse la confianza de Pep en toda la temporada.

La defensa también ha sufrido tanto altas, como bajas, y quizás sea la zona que más se haya movido. Kolarov, Clichy y Sagna se marcharon del club tras no contar para Guardiola, y el club se ha tenido que reforzar con Walker y Mendy, que a priori parece que van a ser los titulares acompañando a Otamendi y Kompany, y Danilo, que puede actuar en ambos laterales. Han habido dudas sobre como se van a adaptar los dos laterales derechos firmador por el City, ya que tanto Walker como Danilo se encuentran más cómodos con espacios y destacan por su potencia más que por su habilidad con el balón, y por las carencias tácticas que mostró el lateral brasileño en el Real Madrid. Del que se espera y mucho es de Kompany. El central belga acabó la temporada en buenas condiciones, y siendo el líder y capitán del vestuario, se perfila como insustituible si las lesiones no se lo permiten.

La mejor incorporación para el medio campo puede ser la recuperación de Gündogan. El mediocentro alemán tiene y debe ser el cerebro y motor del equipo, acompañados con dos futbolistas que se entienden a la perfección, Silva y De Bruyne. El primero muy de Guardiola y el otro muy de Premier, calidad y templanza junto a calidad y explosividad, el gran canario quizás aporte más a la elaboración y el belga puede que sea mas decisivo, pero entre los dos forman una dupla magnífica. En esta zona es donde mas quebraderos de cabeza va a sufrir a la hora de formar el 11 titular, con el fichaje de Bernardo Silva, que parecía destinado a encontrarse con Pep. Puede que de todos los fichajes sea el que mas encaje con la forma de jugar de Guardiola, un bajito con una enorme capacidad asociativa, que comprende muy bien el juego y encima, desiquilibrante. Al portugués parece que le va a acompañar Leroy Sané, el extremo alemán acabo la temporada siendo el mejor de los citizens. Aunque al principio le costó adaptarse, el cambio de extremo le benefició y aporto más en su lado natural, el izquierdo. Todo esto sin olvidarnos de Sterling, un jugador que aunque sigue siendo un alboroto, antes de la llegada de Guardiola parecía un pollo sin cabeza. Le queda mucho por mejorar, aunque cierto es que capacidades tiene.

Bernardo Silva, una de las incorporaciones del Manchester City.

Bernardo Silva, una de las incorporaciones del Manchester City.

Guardiola dijo que le hubiera gustado jugar más con Gabriel Jesús y Agüero en la temporada pasada un mismo 11, lo que habla de la variedad y proceso de adaptación del técnico de Santpedor, pero la lesión del jugador brasileño se lo impidió. Gabriel Jesús irrumpió en la Premier con un impacto enorme, en pocos partidos se ganó el cariño de la afición y la ovación que se llevó contra el Manchester United tras llegar de su lesión, fue una muestra de ello. Juntar a los dos será muy complicado para el cuerpo técnico, ya que al jugar con dos puntas, posiblemente tenga que sacrificar a uno de los de la línea de tres nombrado antes. El Kun acabó la temporada peor de lo que la empezó, como el resto del equipo, aún así, teniendo en cuenta sus capacidades, puede amoldarse perfectamente al estilo de Guardiola.

 

Gran importancia del futuro de Guardiola tendrá que ver con lo que pase en esta temporada. Tras los fichajes, posiblemente tenga la mejor plantilla de la Premier, y estos tienen que servir de pegamento para terminar de juntar el estilo Premier con el de el técnico catalán. Cosa que necesitará de un largo proceso de tiempo. De momento, los resultados dirán.

Comments

comments