EL CAPITÁN

EL CAPITÁN

Un capitán nunca abandona, es el que se queda en el barco aun cuando se está hundiendo. Eso es Cristiano y eso fue en esta Euro.

Portar ese brazalete no es gratuito, para tenerlo puesto un jugador debe ganárselo, debe ser un líder, un referente, aquel que guía a sus compañeros siempre. Cristiano ha sido la figura principal de su selección desde que aquella generación dorada de 2004 se retiró. A Ronaldo le gusta ganar, eso lo saben todos, le gusta hacer goles también, pero lo que más le importa es siempre poder seguir adelante, nunca achicarse ni bajar los brazos ante el rival. 

La final de la Euro 2016 ante Francia era su oportunidad de revancha y redención después de aquella final contra Grecia. Se sabía que su presencia en el campo iba a ser una constante preocupación para los franceses y que seguramente iba a ser clave para su equipo. Pero en el minuto 9 una entrada pesada y fuera de lugar de Payet (que aparte salió completamente impune) hizo que Cristiano no pudiese seguir. Y sí que lo intentó, salió en dos ocasiones del campo para que el cuerpo médico lo atendiera y así poder volver a entrar para ayudar a su selección, solo que su rodilla no pudo más.

Estaba dispuesto a poner en riesgo su rodilla o lo que quedara de ella por su país. Pero en el minuto 25 no pudo más y tuvo que salir, en camilla y en lágrimas de tristeza, impotencia y rabia, seguramente con el temor de que la historia de hace 12 años se repitiera. Portugal no dejó de intentarlo, sin su máxima estrella se plantó ante la Francia anfitriona, favorita y plagada de nombres reconocidos.

Screen Shot 2016-07-10 at 8.19.22 PM

Pepe se lució, fue un muro, no dejaba de cuidar a Griezmann y Giroud y Rui Patricio se vistió de héroe en más de una ocasión. Poco a poco Francia se disminuyó y Portugal crecía a punta de corazón y se plantaba con más solidez en el campo. Cuando terminaron los 90 minutos y los equipos se reunieron para plantear lo que iban a hacer en la prórroga, se vio una figura del vestuario, la figura del capitán. Cristiano volvía con vendas en su rodilla pero caminando por sí mismo con algo de incomodidad, a apoyar a sus compañeros.

CR7 charló casi con cada uno de sus compañeros, dándoles instrucciones y ánimo. Durante la siguiente media hora no fue capaz de quedarse quieto. Intentó al inicio estar sentado en el banquillo pero no aguantó. Da manera curiosa se paró al lado de su técnico para convertirse casi en un asistente o un segundo entrenador. Daba indicaciones, se acercaba a los jugadores para decirles que hacer, aplaudía, gritaba.

CnCF0LAXYAQB_zq

En el minuto 109 Éder se inventó una jugada que el mismo remató con un potentísimo disparo que Lloris, quien también tuvo una gran noche hasta ese momento, no alcanzó a atajar. El gol de la victoria. Cristiano lo celebra como si hubiese sido suyo, no puede correr ni saltar, pero grita y llora entendiendo lo cerca que está de lograr aquel título tan anhelado y esquivo para él.

Finalmente cuando el partido terminó en el minuto 120 Ronaldo celebró, limitado pero por fin se liberó de esa presión que todas las figuras tienen con sus selecciones, de esa responsabilidad que el brazalete de capitán le da, de lograr cosas grandes con el escudo de Portugal en su pecho. Cojeando fue subiendo los escalones para recibir la copa, que cuando la tuvo en sus manos y la alzó con sus compañeros logró lo que muy pocos han podido o podrán lograr, ser campeón de Europa con su club y su selección y además en la misma temporada.

Si bien no estuvo en el campo jugando, su espíritu siempre estuvo ahí, cuando salió a la banda a alentar e impulsar se vistió de capitán más nunca antes. Para ser un capitán de verdad se necesita de algo especial, de cierto carácter, de una personalidad que no todos tienen, de una espalda que pueda cargar y resistir con críticas y muchas cosas más. Tener la sangre para sacar a su equipo de apuros como cuando empató casi por si solo ante Hungría anotando en dos ocasiones y asistiendo en otra más; o ante Gales que buscó y encontró, teniendo gol y medio a su nombre en ese 2-0.

Screen Shot 2016-07-10 at 8.20.59 PM

Este título es de él, después de 12 años de dejarlo todo y nunca renunciar, por fin tuvo su revancha y por fin alzó la Euro, como todo un CAPITÁN.

 

Laura Barrera
Laura Barrera

Latest posts by Laura Barrera (see all)

Comments

comments