El último gran recuerdo del Juve-Barça

El último gran recuerdo del Juve-Barça

Alberto Arranz
Follow me on
Alberto Arranz
Follow me on

Latest posts by Alberto Arranz (see all)

Esta tarde-noche a las 20:45 el Barça se enfrenta ante un rival complicado, la Juventus, aquel rival al que consiguió doblegar el 6 de Junio en la final de Champions del 2015 por 1-3. Hoy recordaremos aquel día en Berlín en el que el Fútbol Club Barcelona consiguió alzarse con su quinta Liga de Campeones y su segundo triplete.

Comencemos analizando los jugadores y el once titular con los que se presentaron los jugadores al campo. El Barça salió con un once titular bastante parecido al actual, ya que la única modificación que podemos encontrar hoy en día es Daniel Alves (actualmente en la Juventus) por Sergi Roberto: Ter Stegen; Daniel Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Rakitic, Sergio Busquets, Andrés Iniesta; Messi, Suárez, Neymar.

En cambio la Juventus tras aquella temporada empezó a realizar nuevas incorporaciones y su once se ha modificado bastante respecto al de aquella final: Buffon; Lichtsteiner, Barzagli, Bonucci, Evra; Arturo Vidal, Pirlo, Marchisio, Pogba; Tévez, Morata.

11 de la Juventus en la final de Berlín. (imagen: fcbarcelona.es)

11 de la Juventus en la final de Berlín. (imagen: fcbarcelona.es)

Pese a las ausencias de aquel once que podemos apreciar en la imagen, la vecchia signora se ha reforzado con las incorporaciones de Pjanic, Khedira, Daniel Alves, Cuadrado o los delanteros Dybala, Mandzukic e Higuaín.

Los azulgranas llegaban al partido con un Messi desatado en el que se veía que quería esa Champions y conseguir su segundo triplete. Nada más comenzar el encuentro se pudo ver a una Juventus muy agresiva y apretando muy arriba al Barça no dejándoles sacar el balón pero la primera que tuvieron la aprovecharon, Messi inició la jugada con una apertura a la izquierda, Jordi Alba se la dejó a Neymar y el brasileño vio fantásticamente la llegada de Iniesta. Delante de Buffon, el manchego (MVP del partido), con la sangre de hielo se la dejó a Rakitic, que marcó a placer.

Rakitic agradece a Iniesta su pase tras marcar el 0-1.

Rakitic agradece a Iniesta su pase tras marcar el 0-1.

No había mejor manera de quitarse la presión, de despejar las dudas, que una jugada de ese calibre. Tras el gol la Juventus estaba contra las cuerdas y el Barça ahora sí fue ese Barça de toque rápido y de presión pero siempre que llegaban a portería se encontraban con Buffon y los italianos aguantaron de pie hasta que llegara el descanso tras las numerosas embestidas de los azulgranas.

Tras el descanso, la Juventus igualaba poco a poco el partido, a su manera, pero aún así el Barça se mantenía un punto por encima. Volvió a perdonar el Barça al inicio del segundo tiempo, en una contra con superioridad que Luis Suárez finalizó con un duro remate al primer palo. Más duro aún, de acero, fue la mano que puso Buffon. Sufría la Juve, amenzaba con romper el partido el Barça, pero la distancia era de solo un gol, y la Juventus esperó su momento, que llegó.

Marchisio habilitó a Lichtsteiner con un gran taconazo, el suizo centró raso, Tévez ganó la acción a Piqué y su zurdazo lo repelió Ter Stegen. Al rechace acudió Morata para dejar el balón en la red.

Morata celebrando su gol que ponía el 1-1.

Morata celebrando su gol que ponía el 1-1.

Por si había alguna duda, la victoria no iba a ser fácil para el Barcelona que pasó un mal rato tras el empate, pero en este mal momento de los azulgranas apareció el mejor jugador de la historia, Lionel Messi. El argentino encontró espacios con una Juventus volcada en ataque y eso fue determinante en el encuentro. Messi se marchó de Barzagli en la frontal y su disparo raso lo rechazó Buffon. Más rápido que nadie acudió Luis Suárez para dejar el balón en la red. Explotó de alegría el uruguayo y se liberó todo el barcelonismo, que había pasado un muy mal rato.

Luís Suárez celebra desatado el gol en la final. Foto: sportsmole.co.uk

Luís Suárez celebra desatado su gol en la final que ponía el 1-2. Foto: sportsmole.co.uk

De inmediato hizo Neymar el tercero, pero después de cabecear el balón pegó en la mano y el tanto fue anulado.

Sufrió hasta el final el Barcelona, hasta el minuto 97, cuando Neymar liquidó el duelo en la última jugada del partido, con la Juve rota y volcada arriba. El brasileño finalizó una contra llevada por Pedro y todos se fueron a por él.

El sueño se hizo realidad y Xavi pudo levantar en su último partido como jugador azulgrana la Quinta Champions culé, consiguiendo así el segundo triplete de la historia del club.

Comments

comments