Un Villarreal de récord

Un Villarreal de récord

Con su victoria contra el Sporting de Gijón (2-0) en la décimo novena jornada, el Villarreal iguala sus mejores registros a la finalización de la primera vuelta del campeonato nacional de la liga BBVA con 39 puntos.
Antecedentes
Afrontaba el equipo de Marcelino el último partido de la primera vuelta de la liga BBVA, con la motivación de sumar su sexta victoria consecutiva en el campeonato, y para resarcirse de la derrota sufrida en el partido de ida disputado entresemana contra el Athletic en Copa del Rey.

Para este encuentro el técnico asturiano volvió a su once tipo, después de las rotaciones que realizo en el partido de copa, y por lo tanto volvieron al equipo titular hombres como Areola, Mario, Musacchio, Suarez, Bruno, Soldado Y Bakambu, que en la mayoría de los casos no disputaron ni un solo minuto en el encuentro copero.

Fiel a su esquema, dispuso sobre el campo su ya clásico 4-4-2, y si tenemos que destacar alguna novedad en cuanto a nombres, podríamos decir que aposto por Trigueros en lugar de Pina en el centro del campo, pero es un cambio habitual cuando el submarino juega en el Madrigal. Ya se ha convertido en un clásico apostar por un medio centro más ofensivo y creativo en casa como es el de Talavera, en lugar de uno más defensivo como Pina.

Análisis

El Villarreal empezó con mucho ritmo e intensidad, y no tardaron en llegar las primeras ocasiones para los amarillos, en la mayoría de los casos siempre en las botas de Bakambu. El submarino tocaba bien y presionaba mejor, y los jugadores del Sporting no eran capaces de combinar dos pases seguidos. Pero ese comienzo fulminante se fue diluyendo poco a poco, y los asturianos se fueron haciendo con el control del partido.

El equipo de Abelardo se hizo dueño y señor del balón, tenían la posesión, si bien la misma no se traducía en ocasiones claras, pero si en constantes acercamientos a la meta de Areola. Cabe mencionar que todas las jugadas de ataque eran bien conducidas por su mejor jugador a l largo del encuentro el croata Alen Halilovic, que se convirtió en una pesadilla para la defensa grogueta.

El Villarreal había perdido el control y el tempo del partido, el cual pasaron a dominar los asturianos. Los groguets ya no llegaban a los dominios de la meta de Cuellar, y no eran capaces de hilvanar jugadas, o de mantener la posesión del balón.

El partido transitaba por estos derroteros, cuando Bruno, el mejor de Villarreal en el encuentro, robo una pelota en el medio del campo del Sporting, y asistió de primera a Soldado en una banda, para que este de certero pase habilitase a Bakambu en área pequeña para que batiera a Cuellar.

Ese gol pareció no hacer mella en los jugadores del Sporting, que siguieron jugando igual con constantes acercamientos a la meta del submarino, si bien ese dominio no se traducía en ocasiones claras.

En la segunda mitad y cuando se pensaba que si el Villarreal quería ganar el partido le tendría que meter más intensidad y ritmo al mismo, el encuentro continuo por los mismos derroteros, el Sporting controlando y teniendo la posesión del balón, y el Villarreal espeso, dubitativo y con falta de intensidad.

Pero los hombres de Marcelino si una cosa tienen a pesar de no estar jugando a su mejor nivel, es calidad, y de ella se aprovecharon para en tres pases hilvanar una gran jugada, que Bakambu remato con una obra de arte, al regatear a su par en banda izquierda dentro del área, para acomodarse la pelota a su pierna derecha, y sacar un disparo al palo largo de Cuellar, que tras estrellarse en la escuadra, se cuela por el palo contrario. Un gran gol el segundo del submarino, que cerró el partido y certificó la sexta victoria consecutiva en liga del Villarreal.

Con este triunfo el Villarreal iguala su mejor puntuación, 39 puntos, al final de la primera vuelta de campeonato, y se consolida en la cuarta plaza solamente detrás de At. Madrid, Barcelona y R. Madrid.

http://www.lfp.es

Comments

comments