El “Erasmus” de David Costas

El “Erasmus” de David Costas

Tras salir cedido el pasado mercado de verano, David Costas es feliz en Mallorca. Titular indiscutible para Ferrer, se ha convertido en protagonista en el conjunto balear. No lo digo yo, lo dicen periodistas que siguen el día a día del Mallorca.

David Costas recibe el balón, recorta al delantero y levanta la cabeza, entrega el balón al mediocentro. Este no sabe que hacer con la pelota, mira a su alrededor y Costas vuelve a estar en buena posición para recibir el pase, lo recibe y automáticamente envía el balón a una banda para iniciar el ataque balear. Tiene confianza y se nota. Se le percibe en sus gestos, en su mirada y en cada balón que toca. En cada carrera se nota que está feliz, con ganas y se sabe importante. Nada que ver con lo que vivió la temporada pasada en Vigo, donde tan solo jugó un partido en toda la Liga. He realizado a diversos periodistas que siguen la actualidad del Mallorca una pregunta muy  concreta, ¿qué tal David Costas?:

Miguel Sureda: redactor en El Mundo/ El día de Baleares y en

A su llegada, David Costas tenía una papeleta muy difícil de jugar: Reparar la que venía siendo la defensa más goleada de España en los últimos años. Tal deshonroso título no es ni mucho menos gratuito, puesto que desde agosto del 2012 hasta junio del 2015 el Mallorca encajó 193 tantos. Cifras monstruosas para un equipo que tiene varios trofeos Zamora en su historial.  Decíamos que Costas llegó para cerrar la herida. Él, junto con el resto de una línea defensiva casi completamente nueva, debería ser el antiséptico bermellón. Su elección no fue gratuita, puesto que su compañero de línea era un aguerrido argentino, potente, experimentado y sobrio. En el defensor gallego, como suele ocurrir, se buscaban características complementarias para su acoplamiento. Lo cierto es que, peses a que el rendimiento general del equipo es más bien deficitario, la defensa bermellona ha conseguido su propósito. El Mallorca es actualmente uno de los conjuntos menos goleados de la liga. De hecho, por primera vez en años, acumula menos de un gol en contra por partido. En ese buen rendimiento defensivo guarda protagonismo Costas. Pese a que inicialmente le costó asentarse (harto frecuente en este tipo de cesiones), el jugador se ha afianzado totalmente y se compenetra a la perfección con Lucas Aveldaño, su pareja de zaga. Él es el encargado de sacar el balón jugado, algo importante para un entrenador como Albert Ferrer, y se muestra veloz de piernas a la hora de rectificar a sus compañeros. Si bien es cierto que le beneficia el último cambio de sistema llevado a cabo por el Chapi Ferrer, puesto que el trivote que pone en práctica filtra las llegadas rivales y descarga de trabajo a los centrales. Además, carece de una gran fortaleza física, lo cual le resta puntos en sus batallas con los delanteros rivales. No se trata de una cuestión menor en segunda división, donde en algunas ocasiones prima la contundencia. Lo mejor para él es que aún tiene mucho margen y que la cesión en el Mallorca le permite acumular minutos de vuelo, además de adaptarse a modalidades de juego alejadas de la celtiña. Lo bueno para nosotros es que se trata de un muy buen jugador, más allá de sus carencias.

David Costas es pieza clave en Mallorca

Carlos Montes de Oca: redactor del diario Última Hora

Indiscutible en la pizarra del Chapi Ferrer, David Costas se está erigiendo en uno de los mejores zagueros de la categoría y forma junto a Lucas Aveldaño la mejor pareja defensiva del Mallorca desde que descendió de categoría. El argentino aporta la contundencia, mientras que el central gallego está demostrando sus dotes a la hora de salir de la cueva con el balón jugado.

Aunque comenzó dubitativo, cometiendo errores de imprecisión en los pases,  a medida que avanza las jornadas Costas se está erigiendo en uno de los líderes de este Mallorca, que ha logrado taponar la hemorragia defensiva que le había masacrado en las últimas campañas. Poco a poco, su seriedad y buen manejo con el balón en los pies le ha confirmado como uno de los mejores refuerzos del curso. En ocasiones debería emplearse con más contundencia cuando mira a los ojos del delantero, aunque en líneas generales su nivel es notable y es uno de los artífices del mejor Mallorca a nivel defensivo de los últimos años.

Carlos Román: redactor del diario Última Hora

La verdad es que, sin llamar demasiado la atención, ha formado una sólida pareja con Aveldaño y con ellos Ferrer ha dejado de experimentar en el centro de la defensa. Se le ve cada vez más suelto en el campo y cada vez más integrado en el grupo. Y con él en el equipo el Mallorca ha puesto fin a la sangría defensiva de los últimos años, que era el gran problema del equipo y el mayor dolor de cabeza del club. De hecho, el Mallorca encaja la mitad de goles que hace un año y no recibía tan pocos tantos en contra a estas alturas desde la 2006-07. El juego de Costas, como el del equipo, va a más. Ha sido una pieza fija del once desde que llegó (y lo hizo en el peor momento del equipo y para ocupar una posición maldita) y la afición empieza a valorarlo y a reconocer su juego.

David Costas renovó antes de salir cedido

David Costas está aprovechando su “Erasmus”. Creciendo como futbolista, en confianza y acumulando minutos para su desarrollo profesional, algo que a su edad es muy importante -20 años-. El joven central de Chapela renovó hasta 2019 con el Celta justo antes de hacerse oficial su salida hacia las Islas Baleares. Gesto que demuestra la confianza que el club tiene depositada en él para el futuro. Un futuro que esperemos, sea brillante para él enfundado en la camiseta del Celta.

Esteban González

Esteban González

Afouteza e Corazón.
Esteban González

Latest posts by Esteban González (see all)

Comments

comments