El submarino sigue navegando en Europa

Villarreal vs Steaua

Objetivo conseguido!!!. El Villarreal gana al Steaua de Bucarest en el Madrigal (2-1), y sigue vivo en la Europa League. Una buena primera mitad por parte de los groguets, en la que se volvió a reconocer al equipo amarillo, y su estilo y forma de jugar.

Antecedentes

El partido contra el Steaua de Bucarest, era el primer partido importante de la temporada, y no tanto por el rival que también lo era, sino por lo que se jugaba el equipo groguet. Solo servía la victoria, si se ganaba pasábamos a dieciseisavos de final de la Europa League.

El submarino afrontaba este partido, como el encuentro que cambiase la dinámica negativa de juego y de resultados, de los últimos enfrentamientos.

Para este encuentro Escribá aposto por su clásico 4-4-2, y como principal novedad podemos destacar que en la línea de ataque aposto por Bakambu en lugar de Pato, para formar pareja con Sansone.

Análisis

El partido comenzó con mucha intensidad por parte del equipo groguet. Los locales ejercían una fuerte presión en el inicio del juego del Steaua, y con ello impedían que los rumanos tocasen y generasen fútbol en la zona ancha.

Por su parte el Villarreal durante la primera parte, nos volvió a recordar a ese equipo que en casa domina, presiona, triangula con velocidad, sus jugadores se asociaban bien entre ellos, y la pelota circulaba con rapidez, lo que impedía la presión del Steaua.

Con todo ese caudal de juego, las ocasiones no se hicieron esperar, tanto por parte de Sansone como de Bakambu. En el Madrigal se mascaba el gol, y este llego al cuarto de hora, tras un gran centro de Mario Gaspar que recoge con la caña preparada Nicola Sansone, para conseguir el gol tras rematar dos veces.

Ese gol hacia justicia en el marcador, a tenor de lo visto en el terreno de juego hasta ese momento. Tranquilizó a los groguets, y quito a los jugadores esa ansiedad por conseguir la victoria. A partir de ese momento se vio a un equipo serio en defensa, creativo en el medio campo, y muy peligroso en ataque.

En la primera parte el submarino mereció acabar ganando holgadamente, no solo por un gol, sino como mínimo por tres, porque ocasiones no claras, sino clarísimas para lograrlo las ha tenido, sobre todo a cargo del franco congoleño Cédric Bakambu.

Cabe destacar que durante la primera mitad, los locales tuvieron que sustituir a Musacchio lesionado, y su lugar fue ocupado por Alvaro.

Con este resultado comenzaba la segunda parte, el Villarreal intentando no sufrir en defensa, y finiquitarlo en una contra, y el Steaua sabedor que con ese resultado estaba eliminado de la Europa League.

El equipo groguet salió a no perder lo que estaba ganado, intentando estar bien ordenaditos en defensa, y controlar más el partido en la zona ancha. No interesaba que el partido se convirtiese en un encuentro de ida y vuelta.

Por su parte el Steaua adelanto líneas, y le metió un puntito más de intensidad, sobretodo en la presión. Durante los primeros minutos de este tiempo se hicieron con el control del juego, y el tempo del partido. Esa presión afortunadamente no se traducía en ocasiones de gol.

El físico comenzaba a pasar factura a los locales, por el esfuerzo y la intensidad de la primera parte, y los rumanos poco a poco comenzaron a merodear el área local, hasta que en la única ocasión del Steaua, esta finalizo con el gol del empate.

Como es el fútbol a veces, el submarino se veía empatando un partido que podía y merecía ir ganando con solvencia.

El Steaua encorajinado por el gol, se volcó hacia la portería del Villarreal, en busca del gol de la victoria, con ello dejaba mucho espacio a la espalda de su defensa, que era aprovechado por el submarino para tirar rapidísimas contras, que no acabaron en gol por propio desacierto de los locales.

El partido transcurría por esos derroteros, hasta que llego el golazo de la jornada de la Europa League y no solo del partido, cuando el capitán asistió a Trigueros, y este se invento una genialidad, y de una soberbia vaselina supero al portero, logrando el segundo gol, y llevando la alegra a una grada que en la segunda mitad estaba sufriendo.

De ahí al final, y debido a que el Steaua tenía que arriesgar porque estaba eliminado, el Villarreal dispuso de clarísimas ocasiones para lograr el tercero, pero ese gol no llego, y el partido finalizo con la victoria local por la mínima.

Conclusiones

Se consiguió el objetivo de este partido, que era la clasificación para los dieciseisavos de final de la Europa League, pero también era importante recuperar sensaciones futbolísticas, cosa que en la primera mitad se consiguió.

Ahora hay que dejar la competición europea aparcada hasta febrero, y centrarse en las competiciones domesticas liga y copa.

Imagen: http://www.villarrealcf.es

 

Comments

comments