Equipo de Leyenda: SS Lazio (1999-2000)

Equipo de Leyenda: SS Lazio (1999-2000)

Os traigo un nuevo serial, algo que espero que se convierta en una categoría más dentro de Falso9 Blog. Hablar de un equipo que sobresalió, que escribió con letras de oro su nombre en la gloria del firmamento futbolístico, que marcó un periodo de nuestro fútbol, por su juego, sus futbolistas o sus títulos.

Os traigo la gran SS Lazio de la temporada 99/00.

A pesar del éxito cosechado la campaña anterior (temporada 98-99) con el subcampeonato de Liga y la consecución de la extinta Recopa de Europa ante aquel gran Mallorca del “maldito de las finales” Héctor Cúper, e incluso la anterior a esta (temporada 97-98), en la que había ganado la Copa de Italia y la Supercopa de Italia, siendo subcampeón de la Copa de la UEFA (fue derrotado 3-0 por el Inter de Milán del gran Ronaldo Nazario), en el verano de 1999, nadie en Italia podía pensar que la Lazio iba a tocar el cielo aquella temporada.

Simone Inzaghi, Alessandro Nesta, Paolo Negro, Sinisa Mihajlovic, Giuseppe Pancaro, Luca Marchegiani, Dejan Stankovic, Matías Almeyda, Pavel Nedved, Roberto Mancini y Juan Sebastián Verón.

Simone Inzaghi, Alessandro Nesta, Paolo Negro, Sinisa Mihajlovic, Giuseppe Pancaro, Luca Marchegiani, Dejan Stankovic, Matías Almeyda, Pavel Nedved, Roberto Mancini y Juan Sebastián Verón.

El conjunto romano comenzó el año mostrando sus credenciales al derrotar, por 1-0, con gol de Marcelo Salas, al Manchester United en la Supercopa de Europa. Fue el epílogo de una exitosa novela.

La Lazio le ganó la Supercopa de Europa al Manchester United con un gol del "Matador" Salas.

La Lazio le ganó la Supercopa de Europa al Manchester United con un gol del “Matador” Salas.

La Lazio se había convertido en los últimos años en un equipo temible. El presidente del club, Sergio Cragnotti (que años más tarde provocaría el derrumbamiento progresivo del club tras su salida de éste por estar implicado en diversos procesos judiciales por fraudes fiscales), se propuso a su llegada crear un auténtico imperio. Y lo consiguió utilizando su empresa privada, Cirio (dedicada a productos lácteos y conservas), como aval.

El presidente lazial hizo un equipo de ensueño.

El presidente lazial hizo un equipo de ensueño.

El magnate italiano llevó la marca a Sudamérica con el fin de abrir nuevos mercados.
El éxito de la firma sirvió para que Cragnotti, hábil en su estrategia, convenciera a algunos de los mejores futbolistas sudamericanos para recalar en la Lazio.

Así, a Almeyda y Marcelo Salas, pilares claves en el sistema de Eriksson, se sumaron aquella temporada Simeone, Verón y Sensini. Fueron la guinda de un pastel que se levantaba sobre la figura del mariscal Alessandro Nesta.

El cuarteto argentino de la Lazio: Almeyda, Simeone, Verón y Sensini.

El cuarteto argentino de la Lazio: Almeyda, Simeone, Verón y Sensini.

La Lazio, hasta aquel entonces, era un equipo sin apenas historia en el Calcio, siempre a la sombra de los colosos transalpinos.
La única Liga que vestía sus vitrinas se conquistó en 1974, recordado por asuntos extradeportivos, ya que los integrantes de aquellla plantilla procedían de ambientes militares y presumían de una marcada ideología fascista.

Giorgio Chinaglia, leyenda lazial.

Giorgio Chinaglia, leyenda lazial.

El grupo estaba dividido en 2 clanes: el del delantero Chinaglia y el del defensa Gigi Martini. En el campo eran compañeros, fuera de él nunca cesaron las amenazas entre ambos bandos. Los futbolistas reconocieron que en el vestuario guardaban pistolas, navajas, escopetas o machetes, entre otras armas. La sangre nunca llegó al río gracias al entrenador, Tomasso Maestrelli, quien supo lidiar en muchas ocasiones con las violentas secuencias que se vivieron en aquella “jaula de grillos”. La mayoría de aquellos futbolistas tuvieron un futuro turbio, teniendo gran trascendencia en el país transalpino la muerte del fantasista de aquel equipo, el mediocentro Re Cecconi, apodado “el ángel rubio”. Cecconi entró en la joyería de un amigo gritando “¡Arriba las manos!” y fue disparado sin contemplaciones por éste, que no le vio el rostro al encontrarse de espaldas.

Re Cecconi, "el ángel rubio" encontró una muerte inesperada.

Re Cecconi, “el ángel rubio” encontró una muerte inesperada.

Pero el equipo se levantó y, salvo el inesperado tropiezo en Venecia, no volvió a caer en la primera vuelta del campeonato. A esas alturas ya se vislumbraba un duelo bipolar entre la propia Lazio y la Juventus; con la mitad del campeonato disputado, los turineses superaban por un punto al conjunto romano.El conjunto romano, encumbrado por el ambicioso Cragnotti, y dirigido magistralmente por Sven Goran Eriksson, se situó en la cúspide del fútbol italiano en tan sólo un año. La Lazio, en su afán de reinar en la Serie A, empezó su andadura con buen pie, imbatido en las primeras 9 jornadas. En la décima llegó la gran prueba de fuego: el derbi romano. A pesar del buen estado en el que llegaba el equipo, la Roma pasó literalmente por encima. Delvecchio y Montella, ambos por partida doble, golearon en un clásico que hizo mucho daño, en el aspecto anímico, a la Lazio.

Mihajlovic tenía un guante en el pie derecho.

Mihajlovic tenía un guante en el pie izquierdo.

Mientras tanto, la Lazio avanzaba rondas en la Copa de Italia, gracias, entre otras cosas, a la gran profundidad de plantilla de la que disponía. El equipo contaba con dos jugadores de gran talla por puesto. Nesta era el capitán de una retaguardia colmada de futbolistas con gran experiencia como Sensini o Mihajlovic.

El mejor jugador checo de la historia triunfó en la Lazio.

El mejor jugador checo de la historia triunfó en la Lazio.

En el centro del campo, Almeyda y Simeone ponían la brega y el trabajo, y Nedved, Stankovic o Verón, la magia.

Boksic, Verón y Salas, dinamita lazial al servicio de Sven Goran Eriksson.

Boksic, Verón y Salas, dinamita lazial al servicio de Sven Goran Eriksson.

Arriba, pura dinamita. Boksic y Salas comandaban una delantera que también contaba con grandes actores secundarios. Simone Inzaghi, Ravanelli (que se incorporó en el mercado invernal), y Mancini, que apuraba sus últimas dosis de fútbol, tuvieron un papel relevante en el ejercicio. Éste último se convirtió. por expreso deseo de Eriksson, en jugador-entrenador aquella temporada.
La segunda vuelta siguió el guión de la primera. El club romano se mostró sólido pero, en la jornada 26, la Juventus de Zidane le sacaba 9 puntos. Dos fechas más tarde, después de ganar el derbi de vuelta a la Roma y la Juventus caer, se enfrentaban en el duelo que, a la postre, dirimiría el título.
La Lazio dio un golpe de autoridad al ganar en Delle Alpi con un solitario gol de Simeone. A falta de seis jornadas, la diferencia era de 3 puntos. Un pinchazo en Florencia dejaba al conjunto romano sin apenas opciones, pero aquel plantel se caracterizó por levantarse cada vez que se caía.
El campeonato se decidió en la última jornada.

La Lazio gana su segundo  Scudetto 28 años después.

La Lazio gana su segundo Scudetto 28 años después.

La Lazio llegaba con un punto de desventaja a la cita, y la Juventus tenía un partido fácil a priori. Contra todo pronóstico, la Juve cayó derrotada ante el Perugia y la Lazio, ante más de 80.000 personas en el Olímpico de Roma, se alzó con el segundo título de su historia al vencer a al Reggina.

Tercer título copero para la Lazio.

Tercer título copero para la Lazio.

Tres días más tarde, ante el Inter de Milán, en San Siro, la Lazio ganó la Copa de Italia, y consiguió un doblete histórico en la temporada de sus 100 años. Era el cuarto trofeo del equipo en dos temporadas. El cénit del imperio “lazial” en su centenaria historia.

CFQ8EUYWAAApmyN
El XI habitual del conjunto lazial (4-4-2) lo formaban: Marchegiani (Ballotta); Negro (Favalli), Nesta (Sensini), Mihajlovic (Fernando Couto), Pancaro (Gottardi); Sérgio Conceiçao (Lombardo), “Cholo” Simeone, “Brujita” Verón (Matías Almeyda), Nedved (Dejan Stankovic); Marcelo Salas (Mancini – Ravanelli) y Simone Inzaghi (Boksic).

 

Marcelo "Matador" Salas

Marcelo “Matador” Salas

Goleadores Serie A: Marcelo Salas (17), Simone Inzaghi (16), Juan Sebastián Verón (10), Sinisa Mihajlovic (9), Pavel Nedved (6), Diego Pablo Simeone (5), Dejan Stankovic (5), Alen Boksic (5), Sérgio Conceiçao (4), Paolo Negro (3), Fabrizio Ravanelli (2), Roberto Sensini (1), Giuseppe Pancaro (1), Matías Almeyda (1) y Attilio Lombardo (1).

 

Serie A 99-00

Serie A 99-00

 

A la temporada siguiente, se reforzaron con grandes jugadores como Angelo Peruzzi (desde el Inter por 18 millones de euros), Dino Baggio (desde el Parma), el gran goleador Hernán Crespo (procedente del Parma por 53’5 millones de euros), el mago checo Karel Poborský (procedente del SL Benfica) y el grandísimo (uno de mis ídolos) Claudio “Piojo” López (desde el Valencia CF por 35 millones de euros).

Y aunque empezaron ganando la Supercopa Italiana ante el Inter de Milan por 4-3 (para los “nerazzurri” marcaron Robbie Keane, Javier Farinós y Vampeta, y por parte de los “biancocelesti” Stankovic, Mihajlovic (pen.) y Claudio López (2)), quedaron en la Serie A superados por la Juventus (2º) y Roma (1º).

Claudio "Piojo" López

Claudio “Piojo” López

Un dato importante fue que Claudio López, en 19 partidos que jugó (una lesión fastidió su progreso), marcó 16 goles, es decir, 1 gol por cada 57 minutos.

Siempre quedará en la memoria de los “Aquilotti” la gran temporada que hicieron en la 1999/00.

 

SS Lazio – Scudetto 99/00

David Coello

David Coello

1987. Aficionado del Valencia CF y del Newcastle Utd. Coordinador de Ligue 1, @f9belgica y @F9Radio, redactor de @F9FInter, @F9Celta, @F9Premier y @f9ValenciaCF. Dando la nota, en los programas #TeamRadio, #LaCajaDeLosRumores, #LaCajaDelGol, #LaHoraDelTé, #Zona3-2, #HateandoNBA, #ElFútbolViaja o retransmitiendo cualquier partido que haya.
David Coello

Latest posts by David Coello (see all)

Comments

comments