Para jugar en la Unión Deportiva también hay un camino largo

Para jugar en la Unión Deportiva también hay un camino largo

No todos los futbolistas tienen la suerte de llegar al fútbol profesional a una edad temprana. Hay jugadores a los que el fútbol les enseña un largo camino en el que lo más probable es quedarse a medias. Pero algunos lo atraviesan y se convierten en profesionales. Es el caso reciente de David Simón y Roque Mesa.

David Simón: Filial y UD Vecindario 

David Simón galopa la banda del Municipal de Vecindario.

David Simón galopa la banda del Municipal de Vecindario.

El lateral derecho amarillo se alistó en el filial en 2008, soñando con debutar algún día en el Estadio de Gran Canaria. El canterano defendió la camiseta de ‘la vela chica’ durante tres temporadas, hasta que se le enseñó la puerta de salida en forma de cesión a la UD Vecindario, equipo del sur de la isla. David Simón aceptó el envite de la casa amarilla y se vistió de blanquinegro para demostrar sus capacidades en la categoría de bronce, para así volver más fuerte a Pío XII. Disputó 33 partidos en la banda derecha del Estadio Municipal de Vecindario, donde tuvo oportunidad de enfrentarse al CD Tenerife. Simbólicamente, en este partido demuestra su gran virtud: con 0-1 para el conjunto blanquiazul en el derbi en que se disputaba la hegemonía regional de Segunda División B, en el vídeo podemos apreciar como David Simón coge un balón en su propia área en el minuto 91 y galopa hasta el área tinerfeña para generar una ocasión de gol. Segundos más tarde el Vecindario empataría el derbi.

Minuto 9:25

Vuelta al filial: 

David Simón capitaneando el filial amarillo.

David Simón capitaneando el filial amarillo.

David Simón regresa de la cesión con la ilusión de pertenecer al primer equipo. Así se lo promete la dirección deportiva, que le pide a cambio una renovación de contrato (que expiraba tan sólo una temporada después). El lateral había avisado que se sentía preparado, pero el destino caprichoso le mandó de nuevo al segundo equipo amarillo. Allí le toco vivir dos temporadas históricas para Las Palmas Atlético, consumando el primer año el ascenso a Segunda División B (tras cuatro intentonas seguidas), y cuajando la mejor temporada de su historia en Segunda B consiguiendo disputar la promoción de ascenso a Liga Adelante a las órdenes de Víctor Afonso. Fue en esta última temporada cuando David Simón hizo público que estaba harto de esperar su merecida oportunidad: el ‘pelito elegancia’ con el brazalete de capitán de Las Palmas Atlético enfundado volvió a realizar un despliegue de su físico por la banda derecha, esta vez en el Anexo del Estadio de Gran Canaria, para anotar un tanto al Huesca. Entonces, miró al graderío donde sabía que observaba Sergio Lobera (entonces máximo mandatario en el banquillo de la Unión Deportiva) para señalarse a sí mismo y al Estadio de Gran Canaria. “Yo quiero jugar allí”. David Simón había hablado, y lo había hecho sobre el césped.

Por fin, una pizca de suerte: 

Simón, protagonista, celebra el ascenso de Las Palmas

Simón, protagonista, celebra el ascenso de Las Palmas

El jugador que más minutos disputó en la brillante temporada del filial logró, al fin, un puesto entre los elegidos para buscar el ascenso a la Liga BBVA. El ‘2’ de la Unión Deportiva Las Palmas era por fin suyo. Sin embargo, en los laterales estaban Dani Castellano (que cuando las lesiones le respetaron siempre rindió bien), y los experimentados Christian Fernández y Ángel López: a priori una competencia que iba a dar pocas oportunidades al novato de 25 años. Sin embargo, durante la pretemporada se fue aclarando su camino. Las buenas actuaciones del veloz lateral amarillo unido al malestar físico de Dani Castellano y Christian Fernández permitieron que el lateral derecho fuese para David Simón y el izquierdo para Ángel a pierna cambiada. La escasa confianza de Paco Herrera en Christian y el buen hacer de la pareja citada hizo que se diese continuidad a la fórmula. Incluso en el playoff de ascenso, el experimentado entrenador catalán se decantó por Simón y Ángel en las bandas para fabricar un equipo que mereció y logró el ascenso a Primera División. En lo personal, David Simón fue una de las grandes sensaciones del conjunto amarillo, disputando la friolera de 41 partidos en su primera temporada como profesional, y siendo incluido por la LFP en el once ideal de la categoría. La perseverancia, sin duda, una virtud.

Físico, constante, veloz y no exento de calidad:

Roque Mesa: Exilio y retorno 

Roque Mesa, en el Atlético Baleares

Roque Mesa, en el Atlético Baleares

El centrocampista teldense buscó en la cadena de filiales del Levante UD un sueño que no se consumó. Pasó también por el CD Tenerife ‘B’ antes de regresar a su isla natal donde juega una temporada  en el filial de la UD Las Palmas y logra subir al primer equipo, firmando asistencia en 22 encuentros, 10 de ellos como titular. Tras lograr el sueño del debut con la elástica amarilla, se le ofrece salir en calidad de cesión. Como David Simón (que ya había vuelto de su préstamo), Roque Mesa acepta el reto y vuelve a dejar la isla redonda rumbo al archipiélago balear, donde le esperaba un Atlético Baleares de Segunda División B que la temporada anterior había rozado el ascenso de categoría resultando campeón del grupo 3. Roque se erigió importante en un equipo que no encontró su sitio en la parte alta de la tabla y finalizó su cesión tras acabar el conjunto mallorquín en la mitad de tabla de ese mismo grupo de la categoría de bronce. Entonces, se pone a las órdenes de Víctor Afonso en el retorno del filial grancanario a la Segunda División B.

Destaca en el filial y aprovecha su oportunidad en el primer equipo: 

Roque anota un tanto tras sortear al portero

Roque anota un tanto tras sortear al portero

Se dio el pistoletazo de salida en la 2013/2014 y Roque no tardó en demostrar su madurez y calidad para liderar a un filial que durante muchos meses encabezó la tabla en su grupo de Segunda B. Las Palmas Atlético, con Roque entre otros al mando, logró acabar el año como tercer mejor filial de España, sólo tras Real Madrid y FC Barcelona que competían en Liga Adelante. Tal fue su rendimiento, que ya en noviembre se le puso encima de la mesa la renovación con una condición indispensable: la siguiente temporada formaría parte de la primera plantilla. El teldense firmó el contrato y a día de hoy podemos decir que ese fue un gran día para la historia de la UD Las Palmas. Roque eligió el 15 para volver a formar parte del primer equipo de la Unión Deportiva y se enroló en un centro del campo donde no le faltaría competencia: Hernán, Javi Castellano, Juan Carlos Valerón, Vicente Gómez, a la postre Jonathan Viera… Y no pasó desapercibido. Nombrado mejor jugador del mes de enero, Roque Mesa tiene un rival preferido: el Real Zaragoza. En el Estadio de Gran Canaria, tras un descalabro que el colegiado decide saldar con tres expulsados a Las Palmas cuando campeaba el 4-1 en el marcador, se produjo un asedio maño que acabó reflejándose en el 4-2. Entonces, Hernán y Roque se dispusieron a sacar de centro. Hernán vio la desesperación del conjunto aragonés y le dijo a Roque: “me voy hacia adelante”. Roque, sin dudarlo, cubrió la espalda de Hernán. El de Zárate corrió con bravura hasta que se encontró con el último defensor, fabricando un balón dividido que aprovechó Roque para anotar un tanto con 3 jugadores menos sobre el césped.

Roque, tras el gol más importante de su carrera deportiva

Roque, tras el gol más importante de su carrera deportiva

Otro día, con el mismo rival y en el mismo escenario, Roque comenzó la remontada que soñaba toda la isla de Gran Canaria y que se culminaría con el ascenso de categoría. Controló el balón de Culio y fusiló al portero maño para pasar a la historia de la Unión Deportiva Las Palmas. Tardó en llegar su momento pero, sin lugar a dudas, más vale tarde que nunca.

Comments

comments