Ilusionando y subiendo…en pretemporada

Ilusionando y subiendo…en pretemporada

Los dos amistosos disputados por el Deportivo Alavés no son un reflejo de lo que será el equipo durante la temporada, pero si nos puede dar una idea de lo que se pretende, de los nuevos jugadores para así sacar nuestras propias conclusiones.

MAL COMIENZO EN SALVATIERRA

El pasado viernes el Alavés disputó el que fuera su primer partido en la temporada 2014 / 2015. El desplazamiento de un buen número de aficionados a Salvatierra, para ver el encuentro contra la selección AFE y el buen ambiente y la diversión que se vivió entre ellos no se dio en cambio en el terreno de juego. Partido aburrido en un campo pequeño de donde sacar conclusiones iba a ser muy dificil.

Einar en el partido contra la selección AFE

Einar en el partido contra la selección AFE

Destellos de calidad varios que iluminaban una tarde gris acompañada por la lluvia. El Alavés salió con una plantilla en la que se podían ver jugadores del filial junto con nuevos fichajes, además de los ”veteranos”. Toti fue el protagonista de la primera mitad, desbordando y demostrando que puede ser la primera opción ofensiva del equipo. Atrás Einar Galilea, el canterano se mostró seguro y sigue pidiendo a gritos por segundo año consecutivo entrar en el primer equipo. Del segundo equipo, el jugador a destacar fue Juli. No dejó de ofrecerse, de gritar, colocar a sus compañeros e incluso buscó sorprender al meta rival en varias ocasiones pero no llegó el gol. Un empate a cero es la descripción perfecta para este partido, sin mucho fútbol, aunque con gran margen de mejora de cara a Mendizorroza.

SORPRENDENTE VERSIÓN EN EL ESTRENO VITORIANO

Totalmente diferente a la versión ofrecida por el conjunto albiazul alavés, ya que la Real con jugadores como Granero, Canales o Mikel Gonzalez tuvo dificiltades desde el minuto uno para hacerse con el partido. La organización del equipo fue parecida a la de Salvatierra mezclando canteranos con fichajes de esta temporada y jugadores con experiencia en el Deportivo.  Colectivamente y hablando del grupo en conjunto, los jugadores que salieron en la primera parte dieron una imagen de equipo más sólido que los que participaron en la segunda. La defensa bastante segura, Migue y Einar se encargaron de ello. Al primero se le vio serio y sin rival en los balones aereos mientras que el segundo sorprendió por la seguridad que mostró tanto al corte como en el uno contra uno. No fue el único canterano destacado del partido ya que cabe destacar a Sergio Llamas, que hizo un gran papel en el medio, ofreciéndose en todo momento y ofreciendo su lado más goleador al abrir el marcador mediante un remate que llego después de un rechace al centro de Medina, hombre que hizo un partido regular en comparación con el resto de jugadore del Alavés. Raul García por su parte, como Sangalli mostrando su desparpajo, subiendo y dejando detalles de gran calidad, sin piedad alguna de sus ex – compañeros. Juanma igual que acabó, a muy buen ritmo y arriesgando lo que le llevó a marcar un señor gol que supuso el 2-0 a favor de los locales. A Despotovic le costó entrar y se le vio falto de ritmo. El resultado al descanso pudo ser mayor y la imagen que ofreció el equipo sobre todo en los últimos minutos fue espléndida.

Plantilla del Alavés en su presentación

Plantilla del Alavés en su presentación

La segunda mitad comenzó con un gol de Benito otro jugador de las filial albiazul, tras una serie de rechaces propiciados por el saque de un corner. Toti fue el encargado de llevar el peso del ataque, el que lo intentaba, y al que le salía todo. Juli fue pura fuerza  y entrega aunque en esta ocasión no mostró la calidad que se espera de él. Aún asi, Mendizorroza se encargaba de hacerle sentir el cariño que se ha ganado por medio de aplausos y gritos de apoyo. La defensa albiazul del segundo colectivo formada por Castillo, Jarosik, Laguardia y el recién incorporado Gálan se mostró algo más débil que la del primer bloque, al igual que el medio campo que no pudieron sujetar Julen y Benito acompañados por Beobide. Esta pérdida de solidez llevó a la Real a tomar por completo el control del partido y a Agirretxe a marcar el 3-1 en un maravilloso remate tras girarse dentro del área. Alguna internada más de Toti y de Ion Vélez pero poco más en una segunda parte para no emocionar tanto. No dejó de apretar el equipo donostiarra y el Alavés demostró que sigue sabiendo sufrir al no encajar más goles.

CON EL 10 A LA ESPALDA TODO ES MÁS FÁCIL

Uno de los que si destacaron en el plantel de la segunda mitad fue Manu Barreiro. La torre procedente del Racing de Ferrol se mostró a gusto en el campo, participando en todo momento en las acciones de peligro albiazules. Utiliza muy bien su cuerpo para proteger el balón, tiene buena conducción, calma con la bola y aún le queda mucho tiempo para mejorar y enamorar a la parroquia alavesista. Un ejemplo de ello fue una contra en la cual se encargó de bajar la pelota, protegerlo, pararse a pensar y darle un pase a Toti que no se convirtió en gol de milagro.

DE ESTAR DE CALLE A VESTIRSE LOS GUANTES

Una de las cosas mas curiosas del partido, ocurrió cuando Goitia, recibió un golpe en la cabeza / cara que le impidió continuar en el terreno de juego. Con Manu Fernández en la ducha, el Alavés decidió tirar de Diego Carrio, portero del juvenil alavés  con  minutos también en el filial ,que se hallaba en la grada como un espectador más. Entonces tuvo que ponerse de corto, guantes, botas y a disputar algo más de 25 minutos.

En definitiva, el Alavés va subiendo el nivel de forma directamente proporcional  a los días que pasan. Este es el camino para alcanzar los objetivos y superarlos. Esperemos que no cambien las cosas y sigan saliendo así de bien. Nos vemos pronto Mendizorroza.

Comments

comments