Un empate amargo, que ahora es dulce

Un empate amargo, que ahora es dulce

El empate en el Derbi deja un sabor amargo para los dirigidos por Zidane y para el técnico en especial. Sobre todo, cuando el partido lo tuvieron controlado en gran parte y tan solo unos errores, les quitaron la victoria de las manos. 

El Real Madrid recibió al Atleti en el Santiago Bernabéu para el segundo Derbi de la temporada. Los locales controlar al equipo de Simeone en gran parte del partido. Tuvieron la posesión con 61% sobre 39% de los Colchoneros, lo que significó más disparos al arco, pero allí se encuentra el primer error del Madrid.

El Real Madrid tiró en 20 ocasiones, seis de ellas al arco y esto demostró una falta de definición importante en el conjunto merengue. Solo anotó una de ellas, el gol de Pepe en el minuto 52 tras un tiro libre pateado por Kroos. Teniendo tantas oportunidades para marcar y contando con los delanteros que tiene la plantilla, no debería tener tantos inconvenientes para marcar gol. A lo largo del partido, el Madrid perdonó en demasiadas ocasiones, sobre todo en un partido de esta importancia. Esto hizo que la diferencia en el marcador fue corta, mínima de hecho, por tan solo 1-0, resultado peligroso sobre todo ante el Atleti.

Bale no está rindiendo lo esperado en los últimos partidos, desde su lesión no ha vuelto a ser el mismo de principio de temporada. Benzema continua con inconsistencia en sus presentaciones y Cristiano no parece poder jugar al mismo nivel los 90 minutos.

El segundo error fue en el minuto 75 cuando Zidane sacó a Toni Kroos del juego y lo reemplazó con Isco, más allá de que haya sido para cuidar físicamente el alemán, su suplente no pudo brindar en el campo lo que si estaba dando él. Kroos manejaba el balón, repartía entre Modric, Benzema y Marcelo en especial. Estuvo más adelantado de lo común y presionando al equipo para atacar. Manejaba los hilos del equipo y tan pronto salió, se sintió y se vio.

Las líneas del Madrid se retrasaron, no pudieron volver a tener control sobre el balón por más de un par de minutos, los ataques se volvieron más esporádicos y difíciles de concretar. Esto significó que el Atlético se montara en el partido y encontrara espacios y ansiedad entre el equipo merengue.

El tercer error y el que finalizó todo fue en el minuto 84, avance del Atleti, llegada por la izquierda, donde ni Carvajal ni Lucas Vázquez estaban para cubrir, Correa sin ninguna marca logra asistir a Griezmann, que con los defensas ya a su espalda marcó el empate 1-1 definitivo y que le arrebató tres puntos al Madrid.

Los blancos contaron con suerte unas horas después con la victoria del Málaga sobre el Barcelona, cambiando el sabor amargo del empate por el de un punto de ventaja más sobre los catalanes que es muy dulce. Pero la jornada dejó la mala noticia de dos costillas rotas para Pepe, lo que significa que el Madrid tendrá a tan solo dos centrales disponibles para lo que queda de temporada, Ramos y Nacho quienes se tendrán que cuidar si no quieren dejar a su equipo en una situación aun peor.

Laura Barrera
Laura Barrera

Latest posts by Laura Barrera (see all)

Comments

comments