Los 4 semifinalistas de la Copa Sudamericana

Los 4 semifinalistas de la Copa Sudamericana

Ya están definidos los cuatro semifinalistas de la Copa Sudamericana de este año. El principal atractivo estará en Argentina, pues Boca y River dirimirán en dos superclásicos qué argentino será finalista de esta edición. Pero a la vez, dos históricos y grandes de Sudamérica, Sao Paulo y Atlético Nacional de Medellín, competirán en la otra serie. Con dos semifinales tan atractivas, esta copa parece encaminarse a ser histórica. Por tal motivo, analizamos los cuatro grandes que buscarán quedarse con el trofeo en diciembre.

River Plate

River Plate es el equipo sensación en la Argentina por estos días. Mantiene un invicto de 30 partidos, está por obtener sin mayores inconvenientes un bicampeonato local y supera a cualquier rival que se le enfrente. La principal virtud de los dirigidos por Gallardo (artífice de esta nueva “máquina“) es la intensidad: Presiona en campo contrario la mayor parte del tiempo y puede sostenerlo durante los noventa minutos. A la hora de tener la pelota, mantiene la misma sensación: su juego es directo, pero cuidado. La pelota siempre se juega por abajo y de manera prolija. Pisculichi y el colombiano Teo Gutiérrez le aportan esa cuota de calidad técnica que necesita el equipo en los últimos metros. Este mediocampo que genera y presiona los noventa minutos se sustenta en la movilidad y el dinamismo de Sánchez y Rojas, y en el buen funcionamiento del único volante central (Kranevitter hasta su lesión, ahora Ponzio), que funciona como eje. A su virtud ofensiva (es un equipo goleador, ha hecho 28 goles en 13 partidos en el torneo local), se le suma su capacidad defensiva. El excelente nivel de la línea de defensores (Vangioni, Maidana, Funes Mori y Mercado) ha sido elogiado por Martino, diciendo que tienen nivel para ser convocados a la selección argentina. Por último, quien logre pasar la presión del mediocampo y la férrea defensa, se encontrará con el siempre seguro Barovero. Junto a Sao Paulo, River es el gran candidato.

Boca Juniors

Boca es una incógnita. ¿A qué equipo tomamos como referencia? ¿Al que perdió de local contra Deportivo Capiatá o al que le hizo cuatro goles en Asunción a Cerro Porteño? Si bien desde la llegada de Arruabarrena el equipo mejoró, su mayor problema sigue siendo la irregularidad. Boca puede jugar un partido perfecto, y a los tres días no dar señales de vida dentro de la cancha. Es una lotería. Pero el vasco ha logrado articular a los jugadores y con un 4-3-3 clásico ha formado un equipo con mucha entrega. Arruabarrena pretende un equipo que presione en toda la cancha y que pueda gestar juego al mismo tiempo. Depende mucho para lograr esto del funcionamiento de su medio campo, y en especial de Gago, que se transforma en el conductor del equipo. Meli y Erbes funcionan como ruedas de apoyo, con un despliegue mayor al del volante de la selección. En defensa, poco a poco va consolidándose, aunque durante el partido suele mostrar por momentos algunas falencias. Orión, el arquero también mundialista, se erige cómo figura cuando la defensa falla. Arriba quizás es dónde mas debe mejorar, si bien Chávez y Calleri están en un buen nivel (de hecho Chávez fue figura en el último partido con dos goles y dos asistencias), a veces no parecen coordinar buenos movimientos y el equipo no puede generar peligro. Boca apuesta mas a la historia, a la excepcionalidad de un superclásico (cómo todos saben, son partidos aparte donde se igualan los presentes) y a lo único de la situación para pasar a la final. Está en el ADN de Boca revelarse en la adversidad. Habrá que ver si estos jugadores pueden hacerlo en este contexto único.

Sao Paulo FC

El equipo paulino está atravesando un muy buen pasar tanto a nivel internacional cómo en el Brasileirao, dónde va segundo. En cuanto a nombres, el conjunto brasilero dispone del plantel mas nutrido. En el mismo encontraremos a jugadores de jerarquía tales como Kaká, Ganso, Luis Fabiano, Alan Kardec, Alexandre Pato, el uruguayo mundialista Álvaro Pereira o el histórico Rogério Ceni. Dispone de mucha técnica en sus filas, tanto en los laterales (como es típico en este país) como en sus volantes centrales. Con un 4-2-3-1, apuesta a reemplazar la velocidad en los metros finales por creación y jerarquía. La dupla de mediocampistas que conforman Denilson y Souza le otorga un buen primer pase a los cuatro jugadores que estén en ofensiva, a la vez de que sirven como contención necesaria, ya que no es un equipo que presione muy alto. A la hora de jugar, puede ser letal y eficaz. Cualquier defensa va a tener que jugar un muy buen partido para evitar que le hagan un gol. En contraposición, a la hora de defender, es un equipo totalmente distinto, y no ofrece las mismas garantías. Prueba de esto es la llave que tuvo con Emelec para llegar a la semifinal (6-5 en el global). Ya sea por la poca colaboración de los delanteros o los volantes ofensivos, por la constante proyección de los laterales, o las desatenciones en defensa, es un conjunto que parece siempre ceder algún gol por partido. Si por plantel, jerarquía y funcionamiento ofensivo nos guiamos, este equipo claramente es el mayor candidato. En especial si logra minimizar sus problemas defensivos.

Atlético Nacional de Medellín

Los colombianos estuvieron en las puertas de ingresar en la semifinal de la Copa Libertadores de este año y ahora, tras once años, logran volver a estar entre los cuatro mejores de una competición continental. De presente irregular en el torneo local, apunta todos los cañones a ganar este certamen. Las dos piezas clave son Edwin Cardona y Sherman Cárdenas, los mejores jugadores del equipo. Estos volantes ofensivos, junto a Guisao, poseen velocidad, muy buena técnica, suelen jugar detrás del único punta de referencia y apuestan a la movilidad y a las combinaciones entre ellos para darle poder ofensivo al equipo. Entre goles y asistencias, participaron en la mayoría de los goles anotados tanto a nivel local como internacional. En el aspecto defensivo, los tres palos están bien protegidos por el argentino Armani, de buen rendimiento. Nájera y Bocanegra es una dupla de centrales férrea que permite la subida de los laterales, necesarios para el correcto despliegue del balón. Juan Carlos Osorio apunta a que sus dirigidos tengan un buen trato de la pelota, y utiliza la posesión como arma ofensiva y defensiva. Habrá que ver cómo decidirá parar a su equipo frente al Sao Paulo que, en la previa, luce como el favorito. Por la característica de sus jugadores, también podría aprovechar bien los espacios que dejen los brasileros. Ahí puede estar la clave para acceder a la tan deseada final.

Seguime

Nahuel Lanzón

Argentino, 26 años. Estudiante de Filosofía. Analista del Fútbol.
Seguime

Latest posts by Nahuel Lanzón (see all)

Comments

comments