Momentos épicos y remontadas del Barça en Copa de Europa

Momentos épicos y remontadas del Barça en Copa de Europa

El pasado 14 de febrero, el Barça recibió uno de los mayores baños tácticos de los últimos años. El PSG de Unai Emery no tuvo piedad alguna y batió por cuarto goles a cero a uno de los equipos favoritos para alzarse con la Liga de Campeones el próximo 3 de junio. El conjunto catalán fue irreconocible y un gran París con Di María, Verratti y Cavani dejó (casi) sentenciada la eliminatoria. El hito de remontar cuatro goles no lo ha conseguido ningún equipo, pero si algún reto queda para esta generación de futbolistas es el de materializar un sueño muy difícil de cumplirse, incluso para los culés más optimistas. Hay argumentos para pensar que el equipo de Luis Enrique va a tener opciones de hacer lo nunca visto en el mundo del fútbol. El mejor argumento, sin duda, es Leo Messi, el dios del fútbol. Y ya sabemos que con dios a tu lado los milagros son posibles. Pero también hay precedentes que invitan a creer en este titánico reto.

No fueron cuatro, pero sí tres. La temporada 1985/86 el Barcelona disputó su segunda final de la Copa de Europa tras derrotar en las semifinales al IFK Göteborg. En el partido de ida el conjunto sueco ganó por 3 a 0, pero en el partido de vuelta Pichi Alonso se vistió de héroe y con un hat-trick llevó la eliminatoria a la tanda de penaltis, donde los de Terry Venables certificaron su pase a la final ante el Steaua de Bucarest en el Sánchez Pizjuán. La suerte que sonrió a los azulgranas en la semifinal no lo hizo en la final de Sevilla.

Pichi Alonso entró en la historia culé tras anotar un hat-trick y remontar ante el Göteborg.

Pichi Alonso entró en la historia culé tras anotar un hat-trick y remontar ante el Göteborg.

Kaiserslautern. Poca cosa más hace falta añadir al nombre de esta ciudad alemana (también da nombre al club de fútbol al que eliminó, en aquella ocasión, el Barcelona). En aquella ocasión no fue una remontada como la que necesita mañana el Barça, pero sí fue uno de los momentos más épicos y recordados de la historia de la entidad. En el tiempo añadido, cuando parecía todo sentenciado, Bakero remató una falta lanzada por Koeman, que supuso el 3-1, un resultado adverso para el Barça pero más que suficiente para clasificarse para la siguiente ronda. Más tarde el equipo de Cruyff se alzaría, en Wembley, con la primera Copa de Europa de su historia, la temporada 1991/92.

Un gol de Bakero sobre la bocina ante el Kaiserslautern permitió pasar de ronda en una Copa de Europa que acabaría siendo culé.

Un gol de Bakero sobre la bocina ante el Kaiserslautern permitió pasar de ronda en una Copa de Europa que acabaría siendo azulgrana.

El Dream Team” de Cruyff también tuvo su momento de remontada. Fue la temporada 1993/94 (también se llegó a la final) y se produjo ante el Dinamo de Kiev. El 3 a 1 de la ida ponía en entredicho la continuidad del Barça en la competición, pero en el partido de vuelta, Koeman a falta de 20 minutos para el final del partido transformó un libre directo que hizo decantar la balanza y culminaba una de las mejores exhibiciones de aquel magistral equipo. El partido finalizó con un 4-1 en el luminoso y los goles de LaudrupBakero (x2) y Koeman sirvieron para pasar una ronda que pintaba muy gris.

Otro partido en el que el Barça tuvo un resultado adverso en la ida fue la temporada 1999/2000 con otro holandés en el banquillo, en este caso el excéntrico Louis Van Gaal. En la ida el Barça perdió por tres a uno en Stamford Bridge. El partido de vuelta era crucial, el conjunto catalán no se podía permitir caer derrotado en octavos de final y el equipo estuvo a la altura del club al que representaban. Los goles de RivaldoDani García y Luis Figo, que habían neutralizado el de Tore André Flo para empatar la eliminatoria, terminaron con la rúbrica de Rivaldo y Patrick Kluivert, que no dejaron tiempo para los penaltis.

'Manita' del Barça para conseguir una remontada épica ante el Chelsea.

‘Manita’ del Barça para conseguir una remontada épica ante el Chelsea.

Igual que la primera Copa de Europa no se entiende sin el gol de Bakero en Kaiserslautern; la tercera, con Pep Guardiola en el banquillo, no se entiende sin el golazo de Andrés Iniesta en Stamford Bridge, el famoso Iniestazo, el día de lo puto crack. Ambos en el tiempo añadido, ambos en un mal partido en el que el adversario había sido superior y ambos para conquistar el mejor título europeo.

La última gran remontada del Barça fue en la temporada 2012/2013. Con jugadores como MessiBusquetsIniesta o Piqué como bandera. Mañana, muchos de ellos volverán a tener la oportunidad de escribir otra página de oro de la historia del club azulgrana. En el partido de ida en San Siro, los de Tito Vilanova perdieron por dos goles a cero. Pero un gran Barça y con la ayuda de un impresionante Camp Nou, el conjunto culé le endosó un 4 a 0 (un resultado que esta vez nos llevaría a la prórroga) al Milán gracias a dos goles de Messi, uno de Villa y otro de Alba, que culminó la exhibición marcando en el minuto 92.

Messi, Iniesta, Piqué, Busquets, Mascherano y Jordi Alba ya han conseguido una remontada memorable e histórica. ¿Por qué no repetir la hazaña?

Messi, Iniesta, Piqué, Busquets, Mascherano y Jordi Alba ya han conseguido una remontada memorable e histórica. ¿Por qué no repetir la hazaña?

Estos seis precedentes sirven para creer que un equipo con la historia del Barça, puede, como mínimo, poner contra la espada y la pared al conjunto francés de Unai Emery. El Fútbol Club Barcelona de Luis Enrique y, sobre todo, el de Leo Messi, debe mostrar a toda Europa que sigue siendo el mejor. Y eso no necesariamente pasa por clasificarse para la siguiente ronda, pasa por hacer un buen partido y jugar a un fútbol que todo el mundo identifica con el Barça, como pasó el sábado. Y ya sea dicho, es infinitamente más fácil ganar practicando el fútbol que nos inculcó Cruyff hace más de un cuarto de siglo.

Comments

comments