La cara negativa del Tenerife

La cara negativa del Tenerife

El CD Tenerife lleva un decenio cometiendo la misma estadística, perder el siguiente partido después de ganar el derbi.

Tras haber ganado al máximo rival, con excelentes sensaciones, en perfecta sintonía grada-afición, cuando parecía que el equipo empezaría una dinámica positiva nos volvimos a estampar con la pared.  Imagino que los inversores en las casas de apuestas se harán ricos con los resultados del tete. No hace falta ser “Rapel” para vaticinar cómo quedará el cuadro insular cuando juegue como visitante, puesto que las cuatro salidas que ha hecho este conjunto se traducen en 4 derrotas.

Cámara, uno de los dolores de cabeza del aficionado blanquiazul

Cámara, uno de los dolores de cabeza del aficionado blanquiazul

Aún no hay un 11 inicial predeterminado. Se puede visualizar cada vez que el técnico hace la alineación.  El equipo se está conformando, nada sirvió hacer la pretemporada, ya que  los fichajes llegaron muy tarde gracias a  la directiva chicharrera, que se despreocuparon del tema gozando unas grandes vacaciones. Por lo que a jugadores se refiere, hay que señalar que la defensa es un cuadro, lo peor del equipo. Carlos Ruiz, Albizua, Moyano y Cámara parecen haber salido de una feria, donde Concepción fue el agraciado de tal premio.

Los artífices de la situación de la escuadra tinerfeña.

Los artífices de la situación de la escuadra tinerfeña.

En lo que respecta al partido de ayer, la falta de concentración y la parsimonia fueron claves para salir derrotados.  Asimismo,  hay que destacar la presencia en el banquillo de dos jugones: Suso el jugador  más desequilibrante que poseemos y Cristo Martín, el creador de juego, el que da el último pase. Con estas dos bajas en el inicio del encuentro, fácil es predecir que tenemos todas las papeletas para regresar de vacío. ¿En qué piensa Cervera cuando planifica la alineación? Seguramente, en que una aventura es más divertida si huele a peligro… Así es normal que la aficionados no quieran acudir al Estadio. Además, el máximo mandatario pone los precios de los pases excesivamente altos. ¡¡De locos!! No tiene idea de fútbol. Ineficiencia en su puesto laboral lo denominaría yo. Eso denota no querer este escudo. Cierto es que desde que el Presidente llegó al Tenerife le ha ido dando estabilidad económica, pero ¿vamos a vivir siempre del pasado?  Sin ir más lejos, Manuel Ruíz de Lopera llevó hace unos años al Betis   a la UEFA y luego la afición se lo terminó cargando. Siempre hay que estar dando lo máximo de uno mismo. Porque camarón que se duerme se lo lleva la corriente.

Me resulta impensable pensar que el aficionado chicharrero esté satisfecho con esta dirección deportiva. Solo hace falta mirar la clasificación para darse cuenta dónde estamos, que no nos intenten vender la moto con que lo mejor está por llegar, eso es una farsa. Amigos, si la situación no cambia, lo peor está por llegar…

Comments

comments