¿Qué pasa con Pastor?

¿Qué pasa con Pastor?

Sin duda este es un año sin “chispa” en la parrilla y es que el retraso en el pago de los cerca de 35 millones de euros que la petrolera estatal venezolana (PDVSA) aportaba al equipo Lotus en concepto de patrocinio por Pastor, hizo que el piloto de Maracay se viese apartado del equipo en beneficio de Jolyon Palmer.

Un año sabático para Maldonado a sabiendas de que ni sus últimos años en la Fórmula Uno han sido buenos, ni éste, de haber seguido lo iba a ser. A la vista de todos están los resultados, ni Magnussen ni Palmer son capaces de “domar” a la bestia amarilla. Veremos a partir de Canadá, en donde Renault apostará por una importante evolución de su UP.

Lo cierto es que las legiones de seguidores que el venezolano tiene alrededor del planeta, y entre los que me incluyo, esperamos con ansia el regreso a las pistas, porque aunque en Mónaco, Verstappen o Ericsson tratasen de llevarse su gloria, nada es igual sin nuestro Maldonado. Máxime cuando recientemente hemos habilitado una cuenta de twitter @HumorMotorsport en donde seguro tendrá un lugar preferencial.

Dejando las bromas a un lado, y por favor, que nadie se sienta ofendido ni atacado por estas notas, Pastor, como cualquier piloto que se precie, pide un “coche competitivo con el que poder demostrar todo su talento”Sin embargo, ¿hasta qué punto después de un año alejado de las pistas  vuelve un piloto al mismo nivel que antes?. Miremos el caso más reciente. Todo un siete veces campeón del mundo como Schumacher, en su vuelta a la parrilla con Mercedes no consiguió ser el mismo. Vale que aquel Mercedes de entonces no es el de Nico o Lewis y que la experiencia del Kaiser fue seguro clave para llegar a donde han llegado ahora los cohetes de la estrella plateada, pero en su día, los resultados del “Kaiser”, en comparación con los de su compañero (Rosberg) no fueron los esperados.

Algunas son las opciones reales que tiene Pastor para volver con fuerza a la parrilla en la temporada 2017, máxime cuando tanto él como su entorno se están moviendo de manera activa para encontrar ese respaldo económico que le vuelva a dar una oportunidad en el gran circo.
Varios son los pilotos que finalizan contrato al final de esta temporada, Button, Räikkönen o Massa, son algunos de los grandes nombres que pueden tener las carreras contadas en Fórmula Uno. No estamos diciendo que Pastor tenga posibilidades de subirse al segundo McLaren o Ferrari, realmente ninguna tiene, pero sí que el baile de pilotos que ésto puede generar, abriría alguna puerta muy interesante al campeón de GP2 venezolano.

Actualmente el indonesio Rio Haryanto se encuentra entre la espada y la pared, buscando desesperadamente los cerca de 7.5 millones de euros que le harían falta para poder terminar la temporada 2016 a bordo del Manor. Es aquí en donde Maldonado podría tener una gran oportunidad para volver a sentirse piloto de F1 esta misma temporada, con vistas en alcanzar un asiento más competitivo en 2017, pero ya con la adrenalina de sentirse otra vez piloto por el cuerpo. Un 2017, en el que con todos los cambios que se van a registrar se antoja ciertamente complicado el hecho de saber qué equipo estará arriba y cuál será el gran damnificado. ¿Un regreso a Williams?, ¿a Renault?. Sin embargo desde algunos medios se viene especulando con que una marcha de Grosjean camino de uno de los grandes abriría un hueco muy apetecible para Pastor en el nuevo equipo Haas.

¿Dará el imperialismo yankee una oportunidad a la “revolución bolivariana”?. 

Borja G.Bernardo

Borja G.Bernardo

Jefe Redacción F1
Director de Falso9SportsTD
Borja G.Bernardo

Comments

comments