Un Espanyol sin salida

Un Espanyol sin salida

Después de disputadas siete jornadas el Espanyol ha encajado 16 goles. Más que ningún otro equipo en primera y segunda división. Un equipo nuevo, reconstruido después de la venta de cinco titulares, que tiene en la defensa su auténtico talón de Aquiles para poder ser competitivo.

sporting 1

Nadie discute la gran labor de Oscar Perarnau que, sin dinero, ha reconstruido un equipo de la desbandada de jugadores. Arriba Gerard Moreno, Marco Asensio, Hernán Pérez y Burgui , han ilusionado, a ráfagas, la parroquia blanquiazul  y, sobre todo, atisban que tienen potencial para decidir partidos. Pero atrás pintan bastos, la baja de Héctor Moreno parece no tener sustituto. Ciani apareció sólo contra el Real Madrid, suspendió y está desaparecido de las convocatorias. Enzo Roco se ha hecho con la titularidad, pero ni tiene la misma solidez que el mejicano ni sobre todo la misma salida de balón, y  a su lado,  Álvaro, sin la tutela de Héctor, no parece el de la temporada pasada.

El equipo tiene muchos, demasiados, despistes defensivos, le falta contundencia,colocación, coordinación y oficio. Esto podría ser debido a la falta de conjunción, y se podría ganar con partidos, pero el fútbol a este nivel no entiende de paciencias y si no se pone fin al coladero la víctima no podría ser sólo un futbolista sino también el entrenador.

Pero el problema mayor está en la salida de balón, no sólo por lo que penaliza la creación ofensiva, sino también, por lo que lastra el juego defensivo. Ninguno de los centrales en plantilla es capaz de salir con la pelota jugada (este es el único pero que cabría imputar a la excelente labor de Perarnau) y esto condiciona muy negativamente todo el fútbol del equipo. Si analizamos los dos goles encajados ante el Sporting, estos se producen por dos errores clamorosos en el inicio de jugada:

               – En el primer gol Roco envía un balón a Víctor Álvarez que está de espaldas y no ve a su defensor que le roba el balón e inicia la jugada del gol de Haililovic. En alevines se enseña que jamás se debe iniciar con pase por el centro si el jugador no está de cara a la portería contraria.

               – En el segundo Roco está sólo, en el centro del campo, en tiempo de descuento y con un equipo local que debería buscar desesperadamente la victoria, y el central perico en lugar de enviar el balón a la olla para que el azar sonría en el último rebote, envía absurdamente el balón fuera de banda  en un pase que no tiene receptor cerca.  La acción sorprende tanto a sus compañeros,  que  incomprensiblemente descolocados observan como el Sporting aprovecha el fuera de banda para marcar el gol de la victoria.

sporting3

Dos malas salidas de balón, dos goles y una derrota. Este es el gran problema del Espanyol al que no se atisba fácil solución. No hay centrales para jugar el balón y los mediocentros defensivos no van sobrados de recursos para iniciar el fútbol. Este es el gran reto de Sergio González, ya que si no encuentra salida para el juego, la implacable ley del futbol dictará que encuentre su propia puerta de salida.

sporting

Comments

comments