Neymar se fue, queda el Barça

Neymar se fue, queda el Barça

Una vez presentado Neymar con el PSG e ingresados los 222 millones de su traspaso la afición culé quiere pasar página. Las últimas semanas toda la actualidad azulgrana ha girado en torno a Neymar y ahora toca rearmar al equipo con piezas que puedan mantener el nivel y hacer que el conjunto dirigido por Ernesto Valverde opte a todos los títulos. Aquello que aparentemente se le prometió a Messi, rodearlo de jugadores top

Escuchar al entrenador

Hasta el momento el club solamente ha presentado a Semedo y ha recuperado a Gerard Deulofeu, pero la próxima semana se intuye frenética en cuanto a incorporaciones. Durante el día de hoy, sábado, se espera que Josep Maria Bartomeu se reúna con su homólogo en la Real Sociedad, Jokin Aperribay, para abordar el fichaje de Íñigo Martínez. El central zurdo de 26 años es una apuesta personal de Ernesto Valverde, quien ya lo quiso en su etapa en el Athletic. La directiva azulgrana está dispuesta a cerrar su incorporación por la vía rápida, abonando los 32 millones que tiene de cláusula de rescisión. Así, se daría prioridad a los deseos del actual entrenador culé, algo que no ocurrió, sobre todo en los últimos años, en el caso de Luis Enrique.

Valverde no parece muy convencido por las actuaciones de Marlon Santos, central brasileño procedente del filial, y tampoco ha contado mucho con Vermaelen, quien saldría del club si llegara alguna oferta interesante. Cuando cristalice el fichaje de Íñigo Martínez, el preparador blaugrana dispondrá de 4 centrales de nivel: Piqué, Umtiti, Mascherano y el aún jugador de la Real. Se rejuvenecerá la línea defensiva, se incorporará a un central zurdo y, además, debería tener una rápida adaptación al esquema culé, puesto que el conjunto donostiarra se ha caracterizado las últimas temporadas por un buen trato de balón, con salida ordenada desde atrás.

Coutinho, al caer

El tan llevado y traído ADN Barça debe contener buena parte de genes brasileños. Y es que al mismo tiempo que el club dice adiós al último carioca, todo parece indicar que llega otro. Se trata de Coutinho, íntimo amigo de Neymar y actual jugador del Liverpool. El Barcelona ya había comentado que la operación con el club inglés no tenía nada que ver con la intención de retener al último poseedor del 11 azulgrana y el fichaje de Coutinho podría cerrarse este mismo fin de semana. Rumores en el entorno culé desvelaban la intención de la directiva de presentar a Coutinho en el Gamper, que se disputa el próximo lunes día 7 de Agosto. Sin embargo, las negociaciones con los equipos ingleses suelen ser duras, ellos no tienen cláusula de rescisión por lo que hay que picar piedra en las negociaciones. Aún así, el deseo del brasileño es recalar en el Camp Nou y así se lo habría hecho saber en varias ocasiones tanto a Klopp, su entrenador, como a los dirigentes del Liverpool, por lo que el fichaje estaría cerca de producirse por unos 100 millones de euros.

Si finalmente, como parece indicar, Coutinho acaba vistiendo la zamarra azulgrana, el Barcelona tendrá una nueva pieza que ubicar en el puzzle del centro del campo. El brasileño tiene por posición natural la demarcación de interior, pero también podría actuar en banda izquierda gracias a su velocidad y endiablada capacidad para el desborde. Jugador creativo, con disparo lejano y visión de último pase, sería una gran incorporación para el Barça, aunque llegaría a un centro del campo ya muy poblado, del que tendría que salir alguien.

COUTINHO 2

Dembélé, extremo puro

Con todo lo de arriba verificado, el Barça habría gastado unos 132 millones, por lo que aún restarían unos 90 por invertir de los 222 ingresados por Neymar. Y serían precisamente 90 millones los que, supuestamente, servirían para arrebatarle al Borussia de Dortmund al extremo francés Dembélé. Con 20 años, Ousmane Dembélé se ha convertido en un jugador pretendido por media Europa a base de regates, velocidad y excelente manejo de ambas piernas. Es capaz de disparar de lejos tanto con zurda como con diestra y también es clarividente en cuanto a último pase. Todas estas características le hacen el candidato ideal para ocupar el hueco dejado por Neymar. De hecho, el Barcelona ya estuvo interesado en el francés la temporada pasada pero el jugador no vio claro su rol en un equipo que contaba con la MSN. El club catalán parece contar ahora sí con la voluntad de Dembelé y tratará de acometer su fichaje en los próximos días. Su precio, disparado por las consecuencias del traspaso de Neymar, ha subido y el Borussia pide una cantidad cercana a los 90 millones, algo impensable hace un mes para el Barcelona pero posible tras la venta del brasileño.

Seri, ¿fichaje tapado?

En las últimas horas se han reactivado las informaciones que vinculan a Jean Michel Seri, actual jugador del Niza, con el Barcelona. Es sabido que el marfileño de 26 años es aficionado al Barça y sus últimas actuaciones han venido a reforzar la buena impresión que la secretaría técnica tenía de él desde la pasada campaña. Su fichaje tendría, además, otra ventaja, y es que no superaría los 25 millones. Medio centro organizador, tiene en la precisión en el pase una de sus grandes virtudes. Con 9 goles y 6 asistencias la pasada temporada, el centrocampista logró mantener un 89% de precisión en el pase. Lanza muy bien al equipo al ataque y tiene habilidad para esconder la pelota. Seri no tendrá el cartel de otros, pero podría aportar mucho al juego azulgrana de posesión y movimiento rápido de balón. En la prensa cercana a la directiva del Barcelona se destacó en el día de ayer unos primeros acercamientos y, de esta manera, Seri podría convertirse en el fichaje tapado de este verano.

Habrá que esperar acontecimientos, pero lo que está claro es que con los 222 millones ingresados por Neymar, el Barcelona tiene la obligación de, esta vez sí, ser capaz de formar un equipo campeón, rodeando a Messi de grandes jugadores que lleguen para, o bien ser titulares, o competir de manera real con ellos. La pasada campaña demostró que el anunciado fondo de armario no era tan profundo y esto es algo que no debe repetirse. Se ha ido Neymar, pero queda el Barça, que debe volver a optar a todo sabiendo invertir una liquidez a la que no estaba acostumbrado el club catalán en los últimos años.

Latest posts by Alejandro Montesinos (see all)

Comments

comments