El renovado Romano Fenati convence

El renovado Romano Fenati convence

Tras el escándalo del que fue partícipe en 2016 y que le hizo perderse la mitad de temporada, Romano Fenati ha regresado este año al mundial de Moto 3 con un nuevo equipo, ya sin la tutela de Valentino Rossi. Con este cambio y heredando la moto del rápido pero inconstante Niccolò Antonelli, Fenati ha realizado un arranque de temporada que, si bien siempre ha sido su punto fuerte, está convenciendo a propios y extraños y demostrando que su trayectoria no se fue al garete tras ser expulsado del SKY Racing Team VR46.

La trayectoria de Fenati siempre ha sido algo irregular y extraña. Tras un debut prometedor en 2012, sufrió un 2013 complicado con una moto poco competitiva. En 2014 llegó al recién creado equipo SKY, propiedad de Valentino Rossi, donde empezó con tres victorias, sin embargo, su rendimiento fue cayendo con el paso de los GPs y quedó finalmente quinto, lejos de la lucha por el título librada por Álex Márquez y Jack Miller.

2015 siguió un guión similar, y Romano se llevó una victoria y terminó cuarto en el mundial. Se estaba convirtiendo en una eterna promesa que nunca acababa de estallar y llegó 2016. Había transcurrido media temporada y Fenati llevaba una victoria y dos podios. No parecía que fuera a ser un mal año pese a que el título estaba prácticamente descartado. Entonces llegó el GP de Austria y, en la noche del viernes al sábado, se hizo oficial que Fenati había sido despedido del equipo por “problemas de conducta”.

Fenati en el GP de Alemania de 2016, la última carrera que disputaría ese año. (Copyright: Motorsport.com)

Nunca se llegó a saber qué eran exactamente esos problemas de conducta, aunque se llegó a hablar de confrontaciones al borde de la violencia física con algún ingeniero, o con el propio Alessio Salucci, más conocido como “Uccio”, el amigo íntimo de Rossi, que llevaba a cabo un papel importante en la estructura.

Sea lo que fuere, Fenati se perdió todo lo que restaba de temporada y la oportunidad de dar el salto al recién creado SKY Team de Moto 2. El gran beneficiado de esto ha sido Stefano Manzi, miembro de la VR46 Riders Academy que ha recalado en la Moto 2 que hubiera sido para Fenati, con resultados pésimos en las tres carreras que llevamos de temporada.

Por su parte, al poco tiempo de su despido se anunció que Fenati correría en 2017 con el equipo Rivacold, en sustitución de un Niccolò Antonelli que había fichado por el Red Bull KTM Ajo. Su inicio de temporada no ha sido nada malo. Un quinto puesto en Qatar, un séptimo en Argentina y una victoria en Austin le colocan cuarto del mundial tras Mir, Martín y McPhee. Su temporada está siendo, desde luego, mucho mejor que la de su compatriota y expiloto de su moto Antonelli, otra eterna promesa del motociclismo italiano más inconstante que rápido.

Más allá de estos resultados, se ha visto esta temporada (si bien es pronto para sacar conclusiones) a un Fenati más tranquilo en la pista, más precavido y más inteligente. En conclusión, parece ser que este medio año en el que ha podido descansar le puede haber servido para aprender a llevar las cosas con más calma y ser un piloto más regular. Desde luego, su carrera en Austin fue una lección de pilotaje en la que presionó a un Arón Canet que había sido más rápido que todos todo el fin de semana hasta que se cayó y Romano no tuvo rival. Un pilotaje frío, inteligente, que saca de quicio al rival y recuerda a lo que solía hacer su antaño mentor Valentino Rossi.

Guillermo Moreno

Redactor y subdirector de Falso9SportsTD
18, futuro periodista deportivo.
Apasionado del motorsport en todas sus formas.
Seguidor incondicional del Tottenham Hotspur.

Latest posts by Guillermo Moreno (see all)

Comments

comments