El submarino a toda máquina por Europa

El submarino a toda máquina por Europa

El Villarreal cosecho una importantísima victoria en el Estadio de la Cerámica contra el Espanyol (2-0). Una victoria que le afianza en la sexta plaza de la clasificación y mantiene vivas sus opciones de luchar por la cuarta plaza y jugar la próxima edición de la Champions.

Antecedentes

El equipo de Fran Escribá después de su triunfo en la última jornada de liga disputada entre semana contra el Osasuna, tenía marcado en el calendario este partido como el que tenía que marcar un punto de inflexión en el devenir de la temporada por dos motivos, uno porque jugabas contra un rival directo en la lucha por Europa, y dos por los partidos complicados que tenían que jugar los equipos que nos persiguen en la clasificación como son Éibar y Athletic.

Para este encuentro el equipo groguet no pudo contar con las bajas de Sergio Asenjo, lesionado de gravedad  de su rodilla, de la cual fue operado exitosamente hace unos días, y al que deseo una pronta recuperación. Tampoco pudo contar con el ítalo germano Nicola Sansone.

Escribá apostó por su táctica habitual un 4-4-2, en el que como novedad destacamos la inclusión por segunda jornada consecutiva de Roberto Soldado acompañando en la punta de ataque a Bakambu.

Análisis

Esta vez sí que salió el Villarreal como se debe salir al terreno de juego. Desde el minuto uno se vio a un equipo muy enchufado, metido en el partido. El equipo estaba on fire tanto en defensa como en ataque.

De hecho al poco del comienzo a punto estuvo de inaugurar el marcador cuando Soldado filtro un pase a Bakambu pero su disparo lo detuvo un ex groguet Diego López.

El submarino llevaba el peso del partido, tocaba bien entre líneas y se jugaba a uno o dos toques lo cual impedía la presión de los periquitos, que siempre llegaban un segundo tarde a la presión.

Se mascaba en el ambiente que el gol estaba a punto de llegar, pero los blanquiazules estaban bien pertrechados en defensa, y la dificultad para generar peligro en los metros finales era complicada.

El Espanyol por su parte se limitaba a estar bien colocado en defensa, y esperar a robar y salir con velocidad con sus jugadores de medio y delanteros, especialmente por parte de Piatti, Jurado y Gerard Moreno.

Pero el futbol a veces tiene cosas inexplicables de ahí su grandeza, y cuando el equipo local merecía el gol aunque solo fuera por insistencia, lo que casi llega fue el gol del Espanyol, cuando en una contra fulgurante de los periquitos, acabo con un remate desde el área por parte de Jurado, en la que salió a relucir la calidad de Andrés Fernández para hacer una espectacular parada y evitar el gol visitante.

Cuando la primera parte agonizaba llego el gol del Villarreal, cuando Mario centro un balón y después de una serie de remates y despejes el balón llego a Soriano que acaba rematando al fondo de la portería.

La segunda parte fue diferente, el Villarreal jugo con el marcador y su ventaja, sabedor que el Espanyol tenía que arriesgar en  busca del empate, lo que tocaba era controlar el tempo del partido estando bien colocados en defensa, y esperar alguna jugada para meter el segundo gol y finiquitar el encuentro.

Los periquitos adelantaron líneas en busca de un empate que nunca llegó. El submarino volvió a demostrar su mejor faceta esta temporada su solidez defensiva. De hecho es el equipo menos goleado de la primera división.

El partido transcurría por estos derroteros hasta que llegó la sentencia de los amarillos. En otra buena jugada de los locales que acabo con un buen disparo de Trigueros que es repelido por Diego López, pero el despeje lo coge Bakambu que dispara ajustado al palo, y el balón acaba entrando en la portería después de dar en el palo y a su vez en la espalda del cancerbero. Un gol de Bakambu que vuelve a marcar, y lo que es mejor cada vez con mejores sensaciones.

En definitiva una victoria muy importante para afianzarse en zona europea, y seguir soñando con la Champions League.

Destacar el gran gesto de solidaridad del Espanyol para con el bravo portero groguet Sergio Asenjo, al saltar al terreno de juego con una camiseta de ánimo y apoyo al palentino.

Imagen: http://www.lfp.es

Comments

comments