Forlán, de estrella a estrellado en Japón

Forlán, de estrella a estrellado en Japón

Aunque el germen del equipo data de 1957, el Cerezo Osaka nació en 1994 después de cambiar su nombre de empresa, Yanmar SC, para cumplir los requisitos de ingreso en la liga de fútbol profesional de Japón recien creada. 20 años después, la propia empresa Yanmar, dueña del equipo, tenía un regalo de aniversario preparado para conmemorar las dos décadas que el equipo llevaba compitiendo como equipo profesional en Japón. Ese regalo venía en forma de estrella mediática llamada Diego Forlán.

El 22 de enero de 2014 fue cuando saltó la bomba. Hacía años que un jugador estrella no venía a jugar a Japón, casi desde las épocas que los Stoichkov, Julio Salinas, Dunga, Laudrup o Beguiristain vinieron a hacer su año promocional al país del sol naciente.

El fichaje de Forlán fue una bomba mediática de dimensiones inimaginables en el país. De repente, toda la atención de Japón se centró en ese equipo de Osaka que el año pasado había maravillado pero que siempre había vivido a la sombra en todos los sentidos del Gamba Osaka. Había un ambiente de total optimismo en la tercera ciudad más grande de Japón. Todas las apuestas ponían al equipo como gran favorito al título de liga, un equipo que todavía no ha sido capaz de levantar un título en ninguna competición.

foruran

LAS LUCES DEL FICHAJE.

Desde un primer momento, se sabía que en términos de marketing el fichaje de Diego Forlán sería rentable. Se sabía que no solo los seguidores del Cerezo comprarían la camiseta de Forlán sino que de repente, surgirían fans del equipo por todas las ciudades de Japón. Su simple presencia en el campo de fútbol se sabía que subiría los espectadores, no solamente cuando el equipo jugase de local sino que también supondría un aumento de los espectadores cuando el Cerezo fuese el equipo visitante, ya que todo el mundo quería ver a la estrella mediática.

Datos de asistencia de los equipos como local en 2014 vs datos cuando el Cerezo va como visitante este mismo año:

 

 

-Media de asistencia Kashima Antlers: 15.453

-Asistencia de público Kashima-Cerezo: 32.099

-Media de asistencia FC Tokyo: 25.493

-Asistencia de público FC Tokyo-Cerezo: 40.761

-Media de asistencia Nagoya Grampus: 19.820

-Asistencia de público Nagoya-Cerezo: 38.966

-Media de asistencia Urawa Reds: 33.971

-Asistencia de público Kashima-Cerezo: 54.350

-Media de asistencia Sanfrecce Hiroshima: 14.668

-Asistencia de público Hiroshima-Cerezo: 21.102

He puesto los casos más significativos de estadios cuya capacidad permite aumentar bastante los espectadores respecto a la media pero la tónica general en todos los estadios es aumentar sus espectadores cuando viene el Cerezo respecto a la media de espectadores. Por lo tanto, la llegada de Forlán a Japón no solo ha supuesto un aumento de los beneficios en su propio equipo sino también lo ha supuesto para otros equipos cuando el Cerezo ha sido visitante. Vemos estadios donde la media de asistencia se ha visto superada en 20.000 espectadores respecto a la media habitual. Contando con que el precio medio de las entradas es de 20 euros, estamos hablando de un beneficio de 400.000 euros para ese equipo solamente por ese partido.

Respecto al propio Cerezo Osaka, ha aumentado su número de espectadores de manera espectacular gracias a este fichaje. Los datos normales de los últimos años con el equipo en J-League 1 eran de una media de 15.000 espectadores por partido, con un margen de error pequeño. En 2013, el buen juego del equipo ya produjo un pequeño aumento de espectadores hasta los 18.000 (que suponía un record), pero la llegada de Forlán ha conseguido aumentar ese número hasta los casi 25.000 que tiene actualmente, colocándose como tercer equipo con más espectadores de la liga, a 800 espectadores del FC Tokyo, que es el segundo equipo que más lleva.

LAS SOMBRAS.

2014y04m26d_153756701

Si es en el aspecto económico y de marketing cuando hablamos de luces, las sombras están en el terreno de lo deportivo. Las expectativas en el ámbito de lo deportivo también eran muy altas, Forlán llegó en enero de 2014 (todavía no se había disputado el mundial de Brasil) con la vitola de ser el máximo goleador del último mundial disputado. Las apuestas, incluso en las porras de los medios de comunicación ponían a Forlán como el máximo goleador de la liga. La realidad ha sido bastante diferente.

A día de hoy (1 de octubre de 2014) el jugador lleva en liga disputados 24 partidos y ha anotado 7 goles. Si a ello le añadimos las estadísticas de la Champions de Asia y de las copas nacionales, nos queda un registro de 31 partidos/ 9 goles. El problema de esos 9 goles es que no han sido algo constante, sino que se deben a una pequeña racha que tuvo dos meses después de iniciarse la liga. Su progreso, en cierto modo ha sido ‘sequía-racha-sequía’. De los 7 goles en liga, tenemos que 6 de ellos los metió en apenas 5 semanas (incluyendo 2 dobletes a Vissel Kobe y Gamba Osaka). Después de esta racha, solamente ha metido un gol más, en agosto contra el Kawasaki Frontale. Ya no hay más registros goleadores de Forlán.

Y ya no solo debemos mirar las estadísticas. He visto casi la práctica totalidad de los partidos y en cierto modo tengo la sensación de que Forlán sobra en este equipo. El juego del Cerezo siempre se ha caracterizado por la salida rápida con el balón controlado o bien con pases largos a Kakitani o bien con combinaciones rápidas al primer toque de los jugadores de ataque. Con la llegada de Forlán, estas jugadas de toque arriba prácticame
nte han desaparecido, cuando el balón llega a él, ralentiza demasiado el juego o bien se comporta de manera excesivamente individualista e intenta el tiro lejano (que le ha dado un resultado nulo hasta ahora).

Todo esto que comento ha desembocado en lo deportivo en una cosa, que poco a poco haya sido relegado al banquillo y actualmente incluso no siendo convocado en los últimos partidos por decisión técnica.

Comments

comments