Los equipos miran de reojo a Honda y Renault

Los equipos miran de reojo a Honda y Renault

Dos de los grandes motoristas de la historia del mundo del motor son los más señalados en las últimas fechas por no solo los aficionados, sino también por los ingenieros de los equipos, en un fragor constante por no quedarse relegado un puñado de décimas de segundo atrás. En cuanto a Renault, se ve a un equipo estructurado, bien organizado, que sabe a donde va y de donde viene y que después de la primera victoria de Verstappen en Barcelona han visto implementada su moral. Además, un fallo estratégico de RedBull en la parada de Ricciardo en Mónaco, frustró la victoria en Canadá. Chasis en RedBull hay, como casi todas las temporadas, y Renault se está poniendo en las pilas para ofrecer un propulsor competitivo, capaz de luchar de tú a tú con los Mercedes y capaz de superar a Ferrari. Tan es así que semanas atrás, Tost, Marko, Horner y compañía, llegaban a un acuerdo para que tanto ToroRosso como RedBull monten motores Renault las temporadas 2017 y 2018. Es así que ToroRosso deja Ferrari, un Ferrari que solamente proporcionó motores con especificaciones antiguas al equipo “B” de la bebida energética. En esta línea, Remi Taffin, ingeniero jefe de motores, habla del oscuro trabajo realizado a finales de la temporada 2015 (y por muchos criticado) como base del actual resultado:

“No olvidemos que utilizamos un gran número de tokens a finales del año pasado aunque como no pudimos fabricar las piezas a tiempo, las montamos en los entrenamientos libres. Nos criticaron por ello pero sin embargo, sabíamos que podría ayudarnos en 2016. Éstas fueron las bases del motor actual”, declaraba a Auto Motor und Sport.

Por su parte el binomio McLaren-Honda tiene mucho más trecho por recorrer. Todavía con la adrenalina del quinto puesto conseguido en Mónaco por Fernando Alonso, (el mejor resultado de la temporada), el asturiano lanzaba las campanas al vuelo apostando por una innovadora mejora de motor para Montreal. Sin embargo, el responsable de McLaren en la Fórmula Uno, Eric Boullier ha querido salir al paso de estas especulaciones de las que numerosos medios se hacían eco:

Vamos a tener un nuevo motor pero no será una revolución“.

El caso es que desde McLaren no quieren que los japoneses corran, prefieren una mejora continúa pero sin pausa a sabiendas de que más bien pronto que tarde los buenos resultados en forma de “podios” llegarán. Desde Wooking tienen el trabajo hecho, con un chasis, un buen coche, y ahora sólo hace falta que los japoneses lo empujen un poco más.

Renault y Honda, mucho más que una batalla dentro de la Fórmula Uno, una batalla dentro de los mercados de nuestras ciudades. ¿Quien se llevará el gato al agua finalmente?.

Borja G.Bernardo

Borja G.Bernardo

Jefe Redacción F1
Director de Falso9SportsTD
Borja G.Bernardo

Comments

comments