Un puntazo que puede dar la salvación

Un puntazo que puede dar la salvación

Un punto inesperado que da cierto respiro al Granada después de no sacar los resultados deseados contra equipo bastante más asequibles que el de ayer.

No pintaba bien el encuentro desde el principio cuando mirabas la alineación y veía que ni Ricardo Costa, ni Rochina ni el desequilibrante Success se perdían el partido por problemas musculares, El Athletic también quería aprovechar el pinchazo del Celta y meterse en puestos europeos a costa del equipo Gallego.

El Athletic empezó dubitativo el encuentro, el Granada mandaba sobre el terreno de juego y creaba las primeras ocasiones del encuentro y parecía que se encontraba cómodo pero eso duró lo que un espejismo y a partir del minuto diez el Athletic empezó a manejar el partido y a crear ocasiones (más por calidad que por juego), Las acometidas de Susaeta y las acciones de balón parado era lo más peligroso. Hasta que en un balón sacado por Iraizoz y una prolongación de cabeza de Aduriz que no debería de haber tenido más peligro que el que se soluciona con un despeje a banda terminó por caerle al joven “katxorro” Lekue (que entró en sustitución de Sabin) que batió sin apenas oposición al meta Andrés. Las cosas para nuestro equipo pudieron ir peor cuando a falta de dos minutos para el final, Aduriz se sacó un penalti de la manga que por suerte para el equipo Nazarí dio en el palo y fue despejado a banda rápidamente para evitar cualquier situación que pudiera deshacer la buena suerte que por una vez en mucho tiempo habíamos tenido.

2016-04-04_154440

En la segunda parte el Granada salió con la tensión que merece estar en una situación crítica, el equipo se echó adelante y empezó a llevar el peso del partido. Primero fue El-Arabi en un peligroso remate de cabeza, seguido de una gran jugada de Foulquier en la que dejó por los suelos a dos rivales para acabar mandando el balón a corner en una jugada de pura potencia. Pero por mucha mejoría todavía era insuficiente y daba la sensación de que en una contra o cualquier jugada “alocada” el equipo Bilbaino daría la puntilla.

Entonces se produjo algo digno de Iker Jimenez, entró Fran Rico y Robert Ibañez, el cual empezó a darle más sentido al juego del equipo, tanto sentido que de sus botas salió la jugada del gol, un gol en el que primero se tuvo que ver el control fallido de Dux y El-Arabi dentro del área para que el balón llegara casi como por arte de magia a Peñaranda que definió con la tranquilidad y la madurez que a veces le hace ser tan buen futbolista.

El Granada había hecho lo más fácil, empatar el partido, pero quedaba lo complicado de verdad, lo que nos ha privado de sumar muchos puntos a lo largo de la temporada, los temidos minutos finales. No estarían exentos de emoción los trece minutos restantes en donde el Athletic siguió intentándolo con llegadas en las que Williams llegó incluso a enviar un peligroso centro al palo y por suerte la cosa solo se quedó en un susto y el Granada pudo sumar ese punto tan necesario y que hace olvidar un poco los partidos anteriores donde el equipo perdió puntos tan obligados en la recta final del partido.

Francisco Garcia

Francisco Garcia

De Granada y Granadinista #SoyRojiblancoHorizontal #VamosMiGranada
Francisco Garcia

Latest posts by Francisco Garcia (see all)

Comments

comments