Hasta siempre, Nico.

Hasta siempre, Nico.

Ayer viernes al medio dia el móvil empezó a vibrar, sonar y a encenderse la pantalla como si no hubiera un mañana. Mis grupos de WhatsApp y el Twitter empezaron a arder. Me levanto de la silla y leo que Nico Rosberg se retira de la F1 con el número 1 de campeón. ¡Oh, my god! Está claro que el expiloto alemán es sin duda un campeón merecidísimo que tras recorrer el mundo entero, a lo largo del año se ha ganado carrera tras carrera el título mundial. Hay que tener en cuenta que esta temporada de F1 ha sido la más larga de la historia con 21 Grandes Premios.

La fiabilidad de Hamilton, en Malasia sobretodo, no le ha ayudado a coronarse como campeón por cuarta vez. Sabemos que en este deporte dónde existe un elemento externo como es el coche (digo externo porque no depende directamente de la calidad del piloto) pueden y ocurren este tipo de problemas, como por ejemplo: roturas de motor, cajas de cambio, neumáticos…etc.

Ahora hablemos del campeón del mundo en 2016. Nico Rosberg nació un 27 de Junio de 1985, en Wiesbaden, Alemania. Es hijo del expiloto finlandés Keke Rosberg que fue campeón en 1982, a los mandos del Williams FW08. Se crió en un ambiente de carreras y desde muy pequeñito soñaba con emular a su padre en el futuro. Aunque su padre es finlandés, él, al nacer en Alemania tenía la doble nacionalidad hasta que llegó a la F1 donde eligió la nacionalidad germana para competir.

La trayectoria de Rosberg durante estas 11 temporadas en la máxima categoría del automovilismo la podríamos resumir en dos palabras: trabajo y gran tipo. Debutó en el año 2006 gracias la oportunidad que le dio Frank Williams tras ganar el año anterior la GP2, y para ser su primera temporada no lo hizo nada mal. Al final de año sumó un total de 4 puntos y aunque la poca fiabilidad y bajo rendimiento de su FW28 dejó un buen sabor de boca siendo confirmado para el 2007. Estuvo 2 años más en la escudería de Grove consolidándose gracias a su gran trabajo siempre dentro del equipo y siendo un piloto que trasmitía buenas sensaciones en la pista, llegando a sonar en algún caso para McLaren en 2007.

En el año 2010 Rosberg firma por el nuevo proyecto de la estrella alemana, Mercedes AMG. La casa de Brackley retornaba a la Fórmula 1 como equipo oficial. A los mandos del equipo estaba un gran Ross Brawn aunque lo que más llamaba la atención era la vuelta de Michael Schumacher a los circuitos.

Nico_Rosberg_Picture

Los primeros años con el Kaiser como compañero demostraron que las segundas partes nunca fueron buenas ya que Rosberg estaba casi siempre por delante de su compatriota, esto le hizo ganarse el respeto de sus mecánicos y de todo el equipo en general. El primer Mercedes W01 permitió a Nico puntuar con asiduidad haciendo alguna que otra carrera brillante y, como he dicho antes, al final de año Rosberg superó ampliamente en puntos a su compañero. El W02 no fue un coche tan competitivo como el del año anterior. Al final de año Schumacher se recuperó y casi estuvo a punto de superar a Rosberg. En 2012 logró su primera victoria en F1 y fue en China saliendo desde la pole. Este 2012 fue el último año formado por la pareja de pilotos alemanes en una marca alemana puesto que para 2013 llegaba Lewis Hamilton.

En el primer año juntos y conduciendo el último monoplaza motorizado por un V8 atmosférico, Rosberg acabó 6º en la clasificación de pilotos sumando un total de 161 puntos por los 189 de Hamilton en 4º lugar. En el 2014 y tras el cambio de normativa, la nueva era híbrida empezaba de maravilla para el equipo Mercedes AMG. El W05 resultó ser un monoplaza totalmente dominador de principio a fin de temporada. No tuvieron rival y los dos compañeros, que ya lo eran en los tiempos de los karts, se jugaron el título mano a mano hasta llegar a la última carrera en Abu Dhabi. En este primer año juntos (en Mercedes) el británico se llevaría el gato al agua sumando su segundo título mundial.

Como estamos repasando la carrera de Rosberg en F1 no entraremos en detalles de las peleas y batallas internas en la marca alemana. Toto Wolff sufrirá para llevar una situación incómoda desde que dos compañeros de equipo se juegan ellos dos solos la gloria del campeón. La relación de buen rollo y amistad que existía desaparece, poco a poco se distancian y el clima interno podríamos decir cada vez se va volviendo más y más raro.

Al año siguiente, Mercedes vuelve a optar al título y Hamilton y Rosberg se lo vuelven a jugar. Esta vez, Hamilton arrasa y a falta de cuatro carreras para el final se proclama tricampeón del mundo. Nico cada vez ve más difícil lograr su sueño, pero en su interior sabe que 2016 puede ser la última posibilidad de coronarse igual que su padre lo hiciera 34 años antes. El W07 es igual o mejor de competitivo que su antecesor, el W06. La unidad de potencia alemana sigue estando muy por encima de las demás aunque veremos si en 2017 pueden llegar al máximo rendimiento posible y otras marcas como Renault, Honda o Ferrari pueden llegar a estar a su nivel.

F1 - GRAND PRIX OF SPAIN 2014

2016 ha sido un año en el que creo que Nico Rosberg ha dado ese saltito necesario para ganar el mundial y poder derrotar a todo un Lewis Hamilton. Empezó la temporada ganando 4 carreras consecutivas hasta llegar al GP de España, donde todos recordaréis el incidente de la primera vuelta. Tras los malos resultados iniciales de Hamilton lograría una importante  ventaja de 43 puntos sobre su máximo rival. Después llegó Mónaco y la lluvia, logrando un séptimo puesto. En Cánada volvimos a tener lío en la salida ya que el británico hizo la jugarreta de empujar fuera de pista al alemán, este, logró remontar acabando en quinta posición por detrás de Max Verstappen.

Tras ganar en Bakú llegábamos a Austria, en el Reb Bull Ring, Nico iba en cabeza en la última vuelta pero un toque con su compañero, bastante discutible, le acarreó una suspensión de 10 segundos dejándolo en la 4º posición final. Hamilton encadenó cuatro victorias consecutivas que lo colocaron en primera posición. Tras ganar Rosberg en Spa, Monza y Singapur volvió a dar caza a su compañero de box. Llegamos a Malasia. En el circuito malayo de Sepang, Hamilton vio como su motor decía basta cuando tenia encaminada la victoria y el volver a ponerse por delante, ya que Rosberg iba en 5º posición. Esto dio el golpe de efecto que se necesita para ganar algo tan grande como el campeonato de Fórmula 1, a partir de ese momento, Nico sacó la calculadora.

La prueba de fuego fue Brasil, vaya diluvio en Interlagos. Rosberg superó todas las hostilidades que se le presentaron y consiguió subir al segundo escalón del podio, este resultado hizo que le valiese ser tercero en Yas Marina. Tras el sufrimiento al que le sometió Hamilton, logró su ansiado sueño. Conseguir lo mismo que hizo tu padre y llevar el apellido Rosberg a lo más alto de la elite del automovilismo.

Ayer, 2 de diciembre de 2016, Nico Rosberg anunciaba en sus redes sociales que se retiraba de la competición. Sus razones fueron las más simples y honestas que pueden existir, como por ejemplo el no volver a pasar otra vez por toda la presión que ha soportado y el estar alejado de su familia, su esposa y su hija le esperan. Le honra y se merece todo el respeto del mundo, porque ya me perdonareis, pero ha tenido unos huevos como los del caballo de Espartero.

DANKE, NICO.

 

Latest posts by Marcos Fernández (see all)

Comments

comments