Primer partido de Bordalás como entrenador

Primer partido de Bordalás como entrenador

Partido aburrido y sin excesivas ocasiones el visto esta tarde en el Heliodoro Rodríguez López. Tenerife y Getafe se enfrentaban en la octava jornada de la Liga 1|2|3 con el objetivo de conseguir la victoria y, con ello, remontar el discreto arranque de campaña con el que han empezado ambos conjuntos. Más aún para un Getafe que llegaba con sólo 6 puntos en su casillero, penúltimo en la clasificación y que se encomendaba al espíritu de Sergio Pachón(sus cuatro goles certificaron el ascenso del club a Primera División en 2004) para sacar un buen resultado de su visita a las islas.

El CD Tenerife y el Getafe CF, en el que no fue suficiente el estreno de José Bordalás en el banquillo, ratificaron en la capital tinerfeña sus pésimas situaciones en la tabla clasificatoria al no pasar del empate en un más que tedioso encuentro.Saltaba el equipo del sur de Madrid al campo con un once sin demasiadas novedades respecto a lo visto hasta el momento. Y eso que esta misma semana el banquillo azulón cambiaba de dueño. El hasta el lunes entrenador del Getafe, Juan Eduardo Esnáider, era destituido tras un mal arranque liguero para dejar su sitio a José Bordalás. El técnico alicantino apostaba de inicio en Tenerife por un 4-4-2 con Lacen y Faurlín en la sala de máquinas, dos extremos como Dani Pacheco y Álvaro Jiménez en las bandas, y Stefan y Jorge Molina como hombres más adelantados.

El primer periodo fue eterno con un juego deslavazado de ambos equipos, al que, además, se unió todo un tropel de reiterativas interrupciones que hicieron más cansina aún esta soporífera primera en la que el balón apenas rondó con criterio sendas porterías.Esta cerrazón del proceso creativo de uno y otro equipo y la también firme convicción de muchos jugadores de deshacerse cuanto antes del balón, sólo se vio alterada en los instantes finales, cuando una clara aproximación de Alvaro obligó a Dani a realizar una gran intervención para enviar a córner su peligroso disparo.

Tras la reanudación, el juego fue con algo más de lucidez, sobre todo en los instantes iniciales, en los que Molina dispuso de una buena ocasión para adelantar a los suyos, pero su intento de vaselina feneció en los guantes del meta internacional venezolano Dani Hernández.

Si ya el juego había irritado al público, la expulsión (min. 50) del tunecino Jouini acabó por encolerizarlo, pero la situación pudo empeorar más aún en el minuto sesenta y tres, cuando el pie de Dani evitó que el testarazo de Cata Díaz se alojase en su red.

Con este empate, el Getafe CF se sitúa en vigésima posición con siete puntos de veinticuatro posibles en ocho jornadas ligueras, lo que supone que siga permaneciendo una semana más en la zona de descenso. El efecto Bordalás no tuvo efecto en Tenerife. Veremos si el próximo sábado a las 18 horas, en el Coliseum Alfonso Pérez y frente a un recién ascendido como el UCAM Murcia, la dinámica del equipo cambia y los resultados por fin llegan al sur de Madrid.

 

Comments

comments