La MSN homenajea a Johan Cruyff

La MSN homenajea a Johan Cruyff

Alberto Arranz
Follow me on
Alberto Arranz
Follow me on

Latest posts by Alberto Arranz (see all)

Tras una primera parte igualada el tridente sacó todo su arsenal para derrotar en el Camp Nou a un gran Celta de Vigo la temporada pasada.

Luis Enrique llegaba al partido esplendoroso con un once que estaba compuesto por Claudio Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Sergi Roberto, Iniesta: Messi, Neymar y Luis Suárez.  

La primera parte fue muy igualada y terminó con un resultado de 1-1, los de Berizzo alternaron este día la presión alta con defensas replegadas, algo con lo que cerraron todos los espacios para los azulgranas. El juego no era fluido y ambos centros del campo cometían muchísimas imprecisiones, sólo un maravilloso lanzamiento de falta de Messi pondría alegría al marcador. Minutos más tarde al gol de falta, tras un penalti cometido por Jordi Alba, Guidetti conseguía anotar e igualar el marcador.

La primera parte fue muy dura y hubo poco control.

La primera parte fue muy dura y hubo poco control.

En el descanso, Luis Enrique introdujo cambios y variantes las cuales funcionaron más que a la perfección en la segunda parte. El equipo comenzó enchufadísimo y nada más empezar Luis Suárez estrellaba un balón en el palo y aunque las ocasiones se sucedían una tras otra el equipo no conseguía conectar y marcar gol hasta que Messi se inventó una asistencia a Luis Suárez y éste anotó mandando el balón a la mismísima escuadra. El Celta cerca de venirse abajo tuvo un par de ocasiones que detuvo genial Claudio Bravo y el tridente para evitar sustos se inventó otra perla en la que Luis Suárez sólo tuvo que empujar la pelota al fondo de la red. A partir de aquí con el 3-1 en el marcador todo fue un espectáculo que quedó para los libros de historia y que hoy recordamos.

Messi forzó un penalti y lo demás ya es historia… En vez de chutar Messi el penalti, el argentino cedió en corto para la llegada desde atrás de Suárez y éste se encargaría de anotar el 4-1 y llevarse su hat-trick emulando la jugada de Johan Cruyff y Jesper Olsen en 1982 con la camiseta del Ajax. El penalti indirecto sorprendió a todos y aun con la alegría en el cuerpo Rakitic pudo transformar el 5-1, resultado que más tarde redondearía Neymar con un gol que ponía el broche a su magnífico partido y el 6-1 en el marcador.

Messi y Suarez emulando el penalti de Cruyff y Olsen.

Messi y Suarez emulando el penalti de Cruyff y Olsen.

Tras el partido los autores del penalti indirecto reconocieron entre risas que el balón en corto era para Neymar pero Suárez se adelantó y no pudo transformarlo el brasileño.

Además tras esta nueva exhibición del equipo de Luis Enrique, se conseguía la friolera cifra de 30 partidos seguidos sin perder, dato que se iría ampliando los siguientes partidos hasta llegar a los 39 partidos invictos.

Comments

comments