Magnussen y Palmer, brújulas de Renault

Magnussen y Palmer, brújulas de Renault

Con el corazón en un puño presenciábamos hace algún tiempo la espectacular noticia de la vuelta de todo un símbolo del automovilismo a las pistas. Renault, ahogado en un mar de reproches y malos resultados junto al combinado Red Bull, dijo “basta”, lanzándose a una travesía que puede llevarlos a recuperar triunfos de una década pasada. La presentación oficial del equipo para 2016 nos deja a Kevin Magnussen y Jolyon Palmer como sus apuestas pero… ¿son acertadas? Analicemos los rostros elegidos y el panorama de la marca francesa.

 

KEVIN MAGNUSSEN, “Nueva bola de partido”
Magnussen, hambre de podios

Magnussen, hambre de podios

Nuestra literatura histórica nos deja citas como la de “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”. En el caso del piloto danés podemos comprobar su total veracidad analizando sus últimos pasos en el mundo de la competición, entorno al que pudo entrar gracias a la sangre que corría por sus venas.

Hijo del ampliamente conocido Jan Magnussen, gran figura de Le Mans (victorias con el equipo Chevrolet), expiloto de F1 y luchador en DTM (Campeonato alemán de turismos), Kevin recibe el difícil trabajo de intentar superar la sombra de su padre, el mayor talento conocido desde Ayrton Senna, como quedó definido por el mismísimo Jackie Stewart. Su heredero pronto empezó a descubrir el inconfundible sabor de las victorias que una vez protagonizó su padre, llevando de nuevo el apellido Magnussen a lo más alto de una clasificación. Sus andaduras comienzan en el año 2008, ganando la Fórmula Ford de Dinamarca, seguido por su puesto en la Fórmula 3 Alemana de 2010 y su plaza en la Fórmula 3 británica de 2011. El mayor logro llegó por fin en la temporada 2013, consiguiendo 5 triunfos y 8 podios más en la Fórmula Renault 3.5 (World Series, mejor dicho), quedando como clasificado en dicha categoría aquel mismo año. Mclaren apuesta por la habilidad de esta joven figura y no duda en ponerle como compañero de equipo de un Campeón de Fórmula 1 como Jenson Button para la temporada 2014.

Tras coneguir su título en World Series

Tras coneguir su título en World Series

En su debut en el Gran Circo, Kevin sorprende al mundo llegando a meta en una 3º posición que acabaría convirtiéndose en 2º plaza tras la descalificación de Ricciardo. Sin duda, mejor estreno imposible. Lamentablemente fue la única vez que vería el mundo desde tan prestigioso podio, ya que no volvería a subir al mismo en lo que restaba de temporada. Un 5º puesto en Rusia acabó siendo la vez que más pudo acercarse en todos sus intentos. El proyecto de Mclaren Honda unido a la llegada de Fernando Alonso al equipo destina al danés al rol de piloto de pruebas para la temporada 2015. Ni siquiera la ausencia de Alonso en los primeros compases de Australia por un grave accidente en pretemporada pudo ser aprovechada por un piloto cada vez más alejado del entorno del equipo. En esta nueva oportunidad de demostrar su talento, Kevin no pudo ni tomar la salida del Gran Premio, teniendo que abandonar por uno de esos incontables fallos mecánicos que acosarían al equipo durante toda la temporada. En octubre Ron Dennis, “alto mando” de Mclaren Honda, le envía un mensaje diciendo que no quedan esperanzas para él en su equipo. Unos objetivos no cumplidos (inexistentes para el propio Magnussen) hicieron estallar una relación capaz de mostrárnoslas distintas facetas que puede ocultar la Fórmula 1 en su ser.

Desde entonces, rumores de interés del recién nacido equipo Haas suenan en la cabeza del danés, pero el fichaje de Grosjean por el combinado americano cierra de un portazo esta opción, dejando sin embargo una plaza vacante en Lotus (a la postre, Renault). A finales de año, el secreto a voces sale a la luz con noticias que apuntan a encuentros entre Kevin Magnussen y la cúpula del futuro equipo francés, llegando respaldado por buenos patrocinios (Jack & Jones, entre otras firmas…), esenciales en la Fórmula 1 de hoy en día, según parece. La ruptura entre PDVSA y Renault por la presente crisis del petróleo cortó la fuente de millones que mantenían a Pastor Maldonado en el garaje galo, forzando su despido de la competición y dejando vía libre a un Magnussen deseoso de agarrar un volante y aprovechar al máximo esta nueva bola de partido que puede colocarle entre los pilotos más grandes del panorama mundial. El danés pudo incluso percibir su destino meses atrás:

“Tengo la sensación de que voy a correr de nuevo, es lo que me encanta hacer”

Magnussen...¿leyenda con Renault?

Magnussen…¿leyenda con Renault?

 

JOLYON PALMER, “¿Alguien dijo oxidado?”
Palmer hacia el título de GP2 en 2014

Palmer hacia el título de GP2 en 2014

Gran Bretaña es ampliamente conocida en el Gran Circo del automovilismo por su impecable aportación de leyendas a los libros de historia. Sin cerrar el grifo en este momento, Renault pone su confianza en Jolyon Palmer, un piloto capaz de no abandonar una competición hasta conseguir los títulos que hoy adornan su nombre. Sin duda, una carta de presentación muy atractiva para un entorno exigente como el de la Fórmula 1.

También hijo de una buena figura en nuestro “mundo sobre ruedas”, Jonathan Palmer, expiloto de Fórmula 1 en la década de los 80 (4º en el GP de Australia de 1987), Jolyon gana diversos campeonatos reservados a promesas con edades comprendidas entre los 14 y los 16 años de edad, sellando un buen pase a la Fórmula Palmer Audi (creada por su propio padre) antes de dar el salto a la Fórmula 2 en 2009, sin destacar en exceso hasta el inicio de la temporada 2010, donde consigue alzarse con la victoria en su propio hogar, en la carrera disputada en Silverstone. 4 victorias más le dejan 2º clasificado en la general, por detrás de D.Stoneman. En 2011, con sus primeros pasos en el certamen GP2,  escalón previo a la Fórmula 1, Jolyon comenzaría la ardua y efectiva tarea de ir ganando experiencia en una competición de tan alto nivel, mejorando sus resultados año tras año hasta hacerse con el galardón de Campeón en 2014, respaldado por 4 victorias a los mandos de un DAMS estrechamente ligado al grupo Renault. A finales de año se pone a los mandos del monoplaza de Fórmula 1 del equipo Force India en los test de postemporada en Abu Dabi.

Jolyon Palmer, promesa de Renault

Jolyon Palmer, promesa de Renault

En enero de 2015 se le nombra piloto de pruebas de Lotus, posibilitando su presencia en más de 10 sesiones de entrenamientos libres. A finales de año, la marcha de Grosjean a Haas estrecha más la unión de Palmer con el equipo francés, un grupo que acaba depositando sus esperanzas venideras en el británico tras nombrarlo piloto oficial de Renault para la temporada 2016 de Fórmula 1. El asiento por fin era suyo, veremos qué puede enseñarnos una mente capaz de rendir a un ritmo tan constante como elevado en este nuevo reto, el mayor de su vida profesional.

A pesar de la falta de intensidad generada por la ausencia de un calendario de carreras como piloto oficial de un equipo durante la temporada 2015, originando un desagradable parón en su desarrollo, Jolyon ha vivido la Fórmula 1 desde el marco al que pocas vece prestamos demasiada atención, ayudando en la estrategia y comprendiendo toda la mecánica que da vida al espectáculo que tanto nos atrae:

“Tengo muchas ganas de aprender. Cuando se apague el semáforo de Australia veré si estoy oxidado, pero confío en lo que puedo hacer”

En Renault le han pedido un aumento en su dosis de agresividad, dando un punto extra a un rendimiento que puede marcar una buena diferencia tarde o temprano:

“Jolyon no es el tipo de piloto que sale a hacer trompos para buscar el límite del coche. Pese a todo, es un chico brillante, y los brillantes se llevan carreras y campeonatos” (A.Permane, director de operaciones de Renault)

Pasado y presente del apellido Palmer. Jonathan (izda) acompaña a Jolyon tras ganar en Mónaco 2012 (GP2)

Pasado y presente del apellido Palmer. Jonathan (izda) acompaña a Jolyon tras ganar en Mónaco 2012 (GP2)

 

RENAULT F1 2016, “Todo para ganar”

Un grupo capaz de cortar radicalmente con 4 años como fabricante ligado a uno de los equipos más dominantes de la historia, Red Bull,  se independiza de una parte de su ser para lanzarse a la caza de su mejor identidad, aquella que ayudó a Fernando Alonso a convertirse en uno de los mejores pilotos de la historia en una etapa de la que esperábamos no conocer nunca su final. El término de la misma llegó, pero una relación cada vez más complicada con Red Bull les llevó a darse cuenta de que había otro camino, una apuesta por conseguir llegar al lugar en el que estuvieron hace 10 años. Contando ahora con un presupuesto que supera en gran medida al de estos últimos años y con talentos como los de Palmer, Magnussen y Esteban Ocon (piloto reserva con títulos de Fórmula 3 Europa y GP3 a sus espaldas) al timón del buque del equipo, Renault se dispone a sacar el máximo partido de este difícil año de transición para poder enfilar la temporada 2017 y su crucial cambio de reglas de la mejor manera posible, consiguiendo quizás acercarse al trono que una vez no muy lejana les perteneció. 2016 es el 1º paso para lograr un objetivo por el que parecen querer tirar la casa por la ventana. Al fin y al cabo… ¿quién no lo haría?

 

Objetivo, recuperar años de bonanza

Objetivo, recuperar años de bonanza

 

 

 

 

Comments

comments