FC Barcelona 2016: dominio nacional azulgrana (II)

FC Barcelona 2016: dominio nacional azulgrana (II)

El Barcelona volvió a gobernar con puño de hierro en el país ganando el doblete nacional y posteriormente la Supercopa de España tras dos años sin conseguir dicho título. Termina un 2016 más que notable con el único lunar de no haber podido revalidar la Champions League. Un equipo, sujeto por el mejor tridente que hayan visto sus ojos, que ya ha pasado a la historia de este deporte.

El fondo de armario, solución para volver a reinar en Europa

Tras la consecución del doblete, el Barça de Luis Enrique afrontaba un periodo de descanso antes de encarar la nueva temporada (algunos jugadores disputaron antes competiciones internacionales). A nivel de club, el Barcelona se preparaba para una necesaria renovación de cromos en todas las líneas. El desastre en Champions y la agónica victoria de una Liga ganada eran síntomas claros de una enfermedad que el equipo sufría: un fondo de armario insuficiente para un club con las aspiraciones del Barça. Por lo tanto, llegaba el momento de Robert Fernández y compañía para volver a perfeccionar la mejor plantilla de Europa y del mundo.

Pero, antes de poder ilusionarse, el culé cayó en depresión con el anuncio de dos salidas que suponían un trauma: Dani Alves y Marc Bartra. El brasileño sorprendía a todos con su marcha a la Juventus de Turín. El Barça perdía al mejor lateral derecho de su historia. Por su parte, Marc Bartra, la eterna promesa del eje central, fichaba por el Borussia Dortmund. También salieron del club: Bravo (Manchester City), Sandro (Málaga), Adriano (Besiktas), Montoya (Valencia), Halilovic (Hamburgo), Song (Rubin Kazan), Vermaelen (Roma), Tello (Fiorentina), Samper (Granada), Douglas (Sporting de Gijón) y Munir (Valencia).

El mejor lateral derecho de la historia del Barça, Dani Alves, abandona el club a final de temporada.

El mejor lateral derecho de la historia del Barça, Dani Alves, abandona el club a final de temporada.

Con las marchas confirmadas, era momento de oficializar las llegadas. La primera, el regreso de Denis Suárez tras estar dos temporadas cedido en Sevilla y Villarreal respectivamente y crecer como futbolista. Además, con la necesidad de apagar el fuego tras las salidas de Alves y Bartra, el Barça aceleró la contratación del central del Lyon Samuel Umtiti, que resultaría clave para que Francia llegara a la final de la Eurocopa. Seguidamente también se confirmó la llegada de Digne que venía para competir por el lateral izquierdo del equipo con Jordi Alba. La ‘bomba’ del mercado azulgrana sería el fichaje de André Gomes. Por último, en el mes de agosto, se oficializaron las llegadas de Cillessen y Paco Alcácer, el holandés aterrizaba en Barcelona para luchar con Ter Stegen por la titularidad (vencedor ante Bravo en el duelo de porteros), por su lado, el ex del Valencia llegaba con el rótulo de cuarto delantero.

Denis Suárez, Digne, Umtiti, André Gomes, Cillessen y Paco Alcácer: los nuevos refuerzos del Barça 2016/17.

Denis Suárez, Digne, Umtiti, André Gomes, Cillessen y Paco Alcácer: los nuevos refuerzos del Barça 2016/17.

Nueva temporada, ilusiones renovadas

Con la plantilla en proceso de cerrarse y con el fin de las vacaciones de muchos jugadores, otros decidieron recortarlas como es el ejemplo de Messi, arrancaba la temporada 2016/17 con el objetivo de seguir gobernando en España y de volver a reinar en Europa tras el lunar del curso anterior. A finales de julio, el Barcelona de Luis Enrique arrancó su periplo por Europa para preparar la pretemporada, la primera parada: St. George’s Park. Donde el Barça estuvo de stage durante una semana, como ya hizo en la pretemporada del segundo triplete. El primer duelo de la preparación azulgrana fue ante el Celtic de Glasgow (1-3), a destacar el doblete de Arda Turan, que ya empezaba a afinar puntería para el arranque del nuevo curso.

Agosto llegó y en el Barcelona se empezaron a unir a los entrenamientos los internacionales que no avanzaron más allá de los cuartos de final en la Eurocopa. El siguiente duelo fue ante el sorprendente ganador de la Premier que cayó ante el campeón de España. Munir, Luis Suárez y Mujica anotaron contra el Leicester City (4-2). El primer y único tropiezo del equipo en pretemporada se produjo en el emblemático Estadio de Wembley, donde el Barça ha alzado dos Copas de Europa, y fue el Liverpool de Klopp el que hizo sonrojar al conjunto de Luis Enrique tras endosarle cuatro goles. Se evidenciaron graves errores defensivos, pero también lógicos viendo en qué fechas nos encontrábamos. El Gamper como presentación de la nueva temporada. La Sampdoria fue el rival invitado para rememorar la primera Copa de Europa conseguida en el 1992 (en 2017 se cumplen 25 años). Leo Messi lideró la victoria con dos goles y una asistencia de chilena al uruguayo Suárez (3-2). Además, debutaron con el equipo André Gomes y Digne.

Se abre el telón con un título en juego

Llegó el momento de la verdad, tras finalizar la preparación (cada vez más exprés a causa del exigente calendario), se abrió el telón de la nueva temporada en el país con la final de la Supercopa de España. El partido de ida se disputó en el Sánchez Pizjuán y los de Luis Enrique se impusieron ante el nuevo proyecto del Sevilla de Sampaoli (0-2). El cuadro catalán consiguió un buen resultado con los goles de Luis Suárez y Munir.

En el encuentro de vuelta, en el Camp Nou, el Barcelona no dio lugar a la sorpresa y sentenció la eliminatoria y el título con un tres a cero a favor. Arda Turan se lo pasó en grande y marcó dos auténticos golazos, el turco quería más protagonismo y a base de actuaciones como esta lo conseguiría. Messi, con ganas de más, también se apuntó a la fiesta con un gol de cabeza tras centro de Digne. El astro argentino, con Iniesta lesionado (notó problemas musculares en el partido de ida) levantó su primer título como capitán del Barça.

Messi levanta su primer título como capitán del Barça: la Supercopa de España.

Messi levanta su primer título como capitán del Barça: la Supercopa de España.

Esta victoria significó el tercer título del año y evidenció, de manera más clara, la gran hegemonía del conjunto culé en España, todos los títulos nacionales se los llevó el equipo de Luis Enrique. Además, también significó la despedida de Bravo, que tras disputar ambos partidos, emprendería una nueva aventura en Manchester (también disputó la primera jornada de Liga ante el Betis).

Estreno liguero por todo lo alto

Pese a que la temporada arrancó hace apenas una semana, el calendario no daba tregua y el estreno liguero estaba a la vuelta de la esquina. El Barça de Luis Enrique, con el objetivo y reto de ganar el título de la regularidad por tercer año consecutivo, recibía la visita del Betis. Primer encuentro y primera goleada de la temporada (6-2). Mejor arranque imposible. Messi empezó como un trueno con hambre de más triunfos y lo mostró con dos goles y un recital de juego; Luis Suárez arrancó el nuevo curso como lo terminó: con un hat-trick; y Arda Turan siguió mostrando su gran olfato goleador anotando un tanto. Ambos goles béticos fueron firmados por Rubén Castro. En la última semana de agosto, el Barça trabajó mucho para sacar petróleo de uno de los campos más duros del calendario, San Mamés. En un duelo intenso y atractivo, Rakitic firmó el único gol del partido con un remate de cabeza haciendo sumar tres puntos importantes para que el equipo se mantuviera sobre lo alto de la clasificación antes del primer parón liguero.

Antes de vencer al Betis, el Barça levanta la Liga de la temporada pasada.

Antes de vencer al Betis, el Barça levanta la Liga de la temporada pasada.

El mes de septiembre comenzó, seguramente, con la derrota más inesperada del año. Un recién ascendido, como es el Alavés, visitaba el Camp Nou. Quizás con demasiado exceso de confianza, Luis Enrique dispuso sobre el césped un once con muchos cambios y con Neymar como único componente del tridente. En el descanso, el Barça iba uno por debajo, pero tras el arranque del segundo tiempo Mathieu puso las tablas. El gol del francés no sirvió para mucho e Ibai Gómez volvió a adelantar a los suyos. Primeros tres puntos que se esfumaban del feudo culé.

La gesta de conquistar por sexta vez la Champions

Tras el varapalo liguero, una nueva edición de la Champions volvía al Camp Nou. Era la mejor oportunidad para resarcirse de la derrota liguera. Y vaya si los pupilos de Luis Enrique aprovecharon la ocasión. El Celtic pagó los platos rotos y se llevó un severo correctivo. El Barcelona ofreció uno de los mejores partidos del año y endosó un siete a cero a los escoceses. La MSN dio un recital con un Messi inconmensurable. Hat-trick del rosarino, doblete de Suárez, otro de Neymar e Iniesta que se sumó a la fiesta con otro golazo. Incluso Ter Stegen brilló tras atajar un penalti.

Exhibición culé en el Camp Nou. Goleada del Barça ante el Celtic en Champions.

Exhibición culé en el Camp Nou. Goleada del Barça ante el Celtic en Champions.

Leganés era la siguiente parada del club azulgrana. Primera vez que ambos equipos se enfrentaban y Butarque recibió en horario matutino al campeón con un lleno absoluto. Victoria y tres puntos más tras una buena versión del conjunto azulgrana y del tridente (1-5). El primer gran partido de la nueva temporada llegaría el 21 de septiembre con el duelo ante el Atlético de Madrid en el Camp Nou, un partido que dejó mal sabor de boca, no solo por el resultado. Rakitic abrió el marcador tras un primer tiempo muy táctico y algo insulso, pero Correa igualó la contienda. La peor noticia del encuentro, sin duda, la lesión de Messi (se retiró del terreno de juego con el uno a cero favorable) que sería baja para los posteriores partidos.

Messi impotente en el banquillo culé tras lesionarse ante el Atleti.

Un Messi impotente en el banquillo culé tras lesionarse ante el Atleti.

El Barça afrontaba su primer partido sin su máxima estrella en su visita a El Molinón. Neymar se echó el equipo a la espalda y fue el jugador más inspirado de los azulgranas. El brasileño anotó dos tantos y Luis Suárez, Rafinha y Arda los otros tres para completar la goleada (0-5). A destacar también el buen papel de Sergi Roberto en el lateral derecho. Septiembre legaba a su fin con la segunda jornada de Champions. El Barcelona visitaba el Borussia-Park para enfrentarse al Mönchengladbach. El encuentro se puso patas arribas tras el gol local, pero en el segundo tiempo Arda entrando desde el banquillo cambió el devenir del partido. Anotó el gol del empate y revolucionó el encuentro con su entrada. A falta de 15 minutos, Piqué consiguió la remontada tras remachar a la red un balón suelto. Tres puntos importantes en un escenario muy complicado.

Revolución de octubre en Can Barça

Con el mes recién estrenado, los culés se presentaban ante uno de sus ‘cocos’ de los últimos años. Nada más y nada menos que el Celta en Balaídos. Luis Enrique parece no encontrar el modo de derribar la fortaleza celeste, esa que entrenó hace apenas dos años. Primera derrota azulgrana fuera de casa (4-3) y lo peor la pésima imagen del equipo en el primer tiempo. Todo cambió en los segundos 45 minutos, el colectivo mejoró y Piqué tiró del carro con dos goles. El catalán lideró a los suyos y casi culminó una remontada heroica. La derrota supuso un punto de inflexión y desde ese momento el equipo fue como un tiro cosechando victorias. El Deportivo visitaba el Camp Nou, y sin Messi de inicio (volvió en este partido de su lesión), Rafinha fue el que tiró de galones marcando dos goles. El de Rosario reapareció en este mismo encuentro y no defraudó. Sólo necesitó tres minutos sobre el césped para cerrar la goleada (4-0).

Tras la contundente victoria en Liga, era el momento de recibir al todopoderoso Manchester City de Guardiola. El duelo finalmente fue plácido para los azulgranas: un hat-trick de Messi y otro de Neymar para cerrar una nueva goleada. El astro argentino fue el gran protagonista del choque y volvió a situarse en la cima siendo dueño y rey de Europa esa noche. Después del gigantesco triunfo ante los ingleses, llegaba un partido trampa en Mestalla. El Valencia este año tiene un nivel deplorable, sin embargo contra los culés siempre suele ser un conjunto correoso y difícil. En efecto, los locales tuvieron contra las cuerdas al campeón durante gran parte del partido, pero un penalti en el añadido que transformó Messi llevó los tres puntos a Catalunya. El mes finalizaría con un tímido pero importante uno a cero frente al Granada. Rafinha de nuevo como héroe. En definitiva octubre fue un mes bueno, sobre todo por la dinámica ascendente del equipo. Desde Balaídos hasta el día 30 el cambio fue notablemente mejor, tanto en resultados como en aspectos del juego.

El olfato goleador de Rafinha sirve para sumar tres puntos ante el Granada.

El olfato goleador de Rafinha sirve para sumar tres puntos ante el Granada.

Durante el mes de noviembre, el Barça recibió varios toques de atención. El primero se produjo en Champions, donde el equipo perdió ante el City de Pep por tres a uno. Tras una primera parte pletórica, seguramente la mejor de lo que llevábamos de temporada, el partido cambiaría con el gol del empate citizen. El Barcelona viajó a Manchester a asegurar el primer puesto del grupo, pero tendría que seguir trabajando.

Messi desatado

Tras la derrota en tierras inglesas, era momento de reponerse del mazazo y así lo hizo el equipo. El conjunto azulgrana, liderado por un brillante Messi, sacó su garra competitiva para derrotar en el Sánchez Pizjuán al equipo revelación de la temporada, el Sevilla de Sampaoli. Los andaluces se adelantarían en el marcador con Vitolo finalizando un gran contragolpe. En esta delicada situación, los de Luis Enrique sacaron las garras y empataron justo antes del descanso por vía del de siempre: Messi. Tras la reanudación, todo cambió y los azulgranas encontraron la fluidez y velocidad que necesitaban cuando tenían el balón, además contaban con el más grande, el astro argentino. Se movió por toda la zona ofensiva y lideró una remontada espectacular. Asistió al ‘killer’ Suárez e hizo una de las mejores actuaciones individuales que se recuerdan.

Messi sobresale en la oda al fútbol del Sevilla y del Barça.

Messi sobresale en la oda al fútbol del Sevilla y del Barça.

A continuación, nuevo bache. Esta vez en el Camp Nou ante un Málaga que plantó la muralla y cuando los culés la batían ahí estaba Kameni para alejar el peligro con increíbles intervenciones. El equipo notó las ausencias de Suárez y Messi, aunque fue el típico día donde la pelotita no quería entrar. En esta montaña rusa de resultados el Barça se reencontraría con la victoria en Champions ante el Celtic en tierras escocesas. El conjunto de Luis Enrique se llevaría los tres puntos y la clasificación matemática como primero de grupo tras realizar un buen encuentro que acabaría ganando por cero goles a dos. Ambos de Leo que volvió a destacar como él sólo sabe hacer.

Anoeta, la kryptonita de este equipo

Después de la victoria en Champions, era momento de visitar Anoeta, para este equipo algo semejante a ir a la Minas de Moria sin Gandalf. El Barcelona no sería capaz de encadenar victorias y empataría a uno. El estadio de la Real Sociedad confirmaba una vez más su condición de campo maldito para los azulgranas. Un gol desafortunado en contra sería contrarrestado por una gran jugada de Neymar desbordando por la banda y finalizada a la perfección por Messi. El Barça no podría pasar del empate y perdería así dos puntos.

Anoeta, territorio maldito para el Barça.

Anoeta, territorio maldito para el Barça.

Y finalmente, el partido que cerraría el mes de noviembre para el equipo tampoco se saldaría con victoria. Sería en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Hércules. Jugaron los menos habituales y jugadores del filial. La reválida del título copero empezaría con empate a uno, el gol culé tendría la firma del chaval del ‘B’, Carles Aleñà. Terminaba, por lo tanto, un mes de noviembre algo gris para el Barcelona. Solamente dos victorias en seis partidos oficiales mostraban la dificultad de este tramo.

Perdonando al eterno rival en el Clásico

El FC Barcelona encaraba el mes de diciembre con cinco partidos por disputar. El primero de ellos, el compromiso más importante de lo que restaba de año: el Clásico. Tras una primera parte sin nada a destacar, Luis Suárez marcaba el primero de la tarde. Además la entrada de Iniesta (volvía de la lesión que se produjo en Valencia) coincidió con el gol culé y el juego del equipo mejoró notablemente. Tanto fue así, que los de Luis Enrique perdonaron al Real Madrid de una posible goleada y dejaron vivo al rival. Un claro error, ya que Sergio Ramos, todo un experto en esto, se disfrazó de verdugo marcando el gol del empate en los instantes finales del partido. Tras el Clásico, el Barça volvió a la senda de la victoria tras vencer en Champions al Borussia M’Gladbach (4-0), Arda Turan se desquitó y se coronó marcando un hat-trick.

El Barça perdona en el Clásico y Sergio Ramos empata en los último minutos.

El Barça perdona en el Clásico y Sergio Ramos empata en los último minutos.

Volviendo a recuperar sensaciones positivas

El 10 de diciembre el Barça visitaba al colista, el Osasuna, y el equipo se reencontró con su mejor versión gracias sobre todo al regreso de Iniesta y a la nueva exhibición de Messi. Los azulgranas se impusieron por cero a tres. El ‘killer’ Suárez abrió el marcador y el astro argentino anotó dos tantos, el segundo una obra de arte. Con tres puntos más en el bolsillo, el conjunto culé emprendía un vuelo hacia Doha para disputar un amistoso ante el Al-Ahli. Victoria (5-3) y estreno goleador de Alcácer con la playera azulgrana.

Se terminaba el año y qué mejor manera que despedirlo en la Liga con goleada en el derbi al Espanyol (4-1). Se presentaba como el partido más igualado de los últimos años entre estos dos equipos. Pero una vez más, Leo Messi marcó la diferencia y decidió que era un buen día para dejarnos en su museo una jugada antológica y una nueva actuación individual estelar. Otra exhibición del argentino antes de irse de vacaciones. Tampoco disputarían el encuentro copero ni Luis Suárez, ni Neymar, ni Gerard Piqué. Ante el Hércules los menos habituales se reivindicaron y solventaron fácilmente el encuentro y la eliminatoria (7-0). Nuevo hat-trick de Arda Turan y primer gol de Alcácer en partido oficial con la camiseta del Barça. Además también marcaron Digne, Rakitic y Rafinha. Terminó un mes de diciembre con buenos resultados y con la mejor noticia antes de pasar las Navidades, como si de un regalo de reyes anticipado se tratara: la recuperación de una pieza clave como es Iniesta, el guardián del estilo azulgrana.

Iniesta, el guardián del estilo culé.

Iniesta, el guardián del estilo culé.

Se cierra, por lo tanto, un 2016 exitoso para los culés. Un año donde el FC Barcelona lo ha ganado todo en el ámbito nacional y ha vuelto a demostrar su supremacía dentro del país, con el único lunar de no haber podido hacer lo mismo en la Champions a causa del bache sufrido en el mes de abril. Por eso mismo, el equipo tiene el reto de volver a conquistar la corona europea en el nuevo año, además de intentar conseguir el tercer triplete de la historia, algo que sería totalmente histórico y legendario. Antes de terminar, un dato optimista para tener en cuenta: en los últimos años ha coincidido que el equipo lo ha conseguido todo en años impares y acabamos de entrar en el 2017. ¿Se repetirá, de nuevo, la proeza?

Primera parte: http://falso9sports.com/02/01/2017/fc-barcelona-2016-dominio-nacional-azulgrana-i/

Escrito por: Alberto Arranz (@Mancheg10), Àlex Blanco (@alexblancobdn), Alejandro Montesinos (@alejandroms1989), Andrés Valenzuela (@andresVS19), Carlos Bobante (@Carles_89), Félix Durán (@felisin8), Gerardo Osorio (@barcafanmx61), Gloria Sanz (@gloriasanzarnan), Jorge Luque (@Coke_Luque), Josep Moll (@3jinfo) y Sergi Lluch (@LluchSergi1).

Sergi Lluch

Sergi Lluch

Proyecto de periodista deportivo. El fútbol como estilo de vida. @LluchSergi1
Contacto: sergilluch1@gmail.com
Sergi Lluch

Comments

comments