Y a la tercera, aparece el número 3.

Y a la tercera, aparece el número 3.

Daniel Ricciardo se lleva la victoria en Malasia tras una incomprensible rotura del motor Mercedes de Hamilton cuando iba liderando la prueba.

Un fin de semana marcado por las altas temperaturas y la humedad que caracterizan a este trazado de Sepang. Con Hamilton en la pole, Rosberg detrás seguido de los Red Bull y Ferrari, todo parecía indicar que la carrera se la llevaría Mercedes, así como el título de constructores.

Vettel choca con Rosberg. Verstappen evita el contacto con ellos.

Pero ya en la primera  vuelta vimos como Vettel embestía a Rosberg, abandonando el primero con la suspensión rota y Rosberg quedando al final del pelotón de carrera. Además, Kvyat tocaba a Magnussen por detrás, rompiendo su alerón. Salía el coche de seguridad virtual y comenzaban las paradas en boxes. Por delante, Button escalaba hasta la sexta posición, y Alonso subía hasta las posiciones de puntos partiendo el último. Tras cerrarse el periodo de coche de seguridad virtual Verstappen paró para poner de nuevo blandas, un stint corto para exprimir el neumático para acercarse a Hamilton, que lideraba la prueba. Vueltas más tarde, Grosjean perdería los frenos de su Haas  y acabaría en la grava. De nuevo, salía el coche de seguridad virtual y algunos pilotos volvían a parar en los boxes. Rosberg por detrás iba ganando posiciones. Se sucedían las paradas y los pilotos iban luchando entre ellos por posición. Alonso se mantenía en novena posición, mientras que Bottas, que llevaba una estrategia de una parada, se colocaba en quinta posición.

La carrera se normalizó y todo volvió a la normalidad. Hamilton liderando, seguido de Ricciardo, Verstappen, Raikkonen y Rosberg. Cuando los pilotos de Red Bull luchaban por lo que los espectadores pensábamos que era la segunda posición de la carrera, Hamilton rompía su motor. Dejándole en bandeja la victoria a uno de los Red Bull. Por detrás, Rosberg pasaba a Raikkonen en una maniobra de dudosa legalidad para los comisarios de la carrera, por lo que recibiría una penalización de diez segundos al final de la carrera. Cosa que no le supuso un problema, ya que fue capaz de colocar ese tiempo con su perseguidor y así no perder su tercer lugar del podio.

HAM

Hamilton rompe su motor en la vuelta 41.

Finalmente, Ricciardo ganaba la carrera por delante de su compañero Verstappen. Doblete de Red Bull tras Brasil 2013, desde que lo hicieran Vettel y Webber. Por detrás, Rosberg, Raikkonen, Bottas, Perez, Alonso, Hulkenberg, Button y Palmer. Palmer por fin conseguía sus primeros puntos en la Fórmula 1.

Mercedes se quedaba sin la posibilidad de conseguir el título de constructores, pero volverá a tener la oportunidad de hacerlo en Japón de manera matemática. Así queda la tabla de la clasificación de pilotos y constructores:

DRI CHA

Volveremos la semana que viene con el Gran Premio de Japón, en Suzuka. Circuito donde Mclaren debería ir mejor que en Malasia, y donde Mercedes podría llevarse el tercer título de constructores consecutivo. Tocará madrugar, pero esperemos que merezca la pena el esfuerzo.

Javier Nieto

Apasionado de la Fórmula 1 y los coches en general. Cádiz.

Latest posts by Javier Nieto (see all)

Comments

comments