Victoria con dedicatoria… (Sergio Asenjo)

Victoria con dedicatoria… (Sergio Asenjo)

La primera goleada del submarino esta temporada no podía llegar en mejor momento. Los groguets lograron una contundente victoria en el Sadar frente a Osasuna, al que ganaron por (1-4). Una victoria con dedicatoria, para su extraordinario portera Sergio Asenjo, que cayó lesionado de gravedad en el último encuentro de liga disputado en el Estadio de la Cerámica.

Antecedentes

Después del disgusto que genero la derrota en el último partido de liga disputado en el estadio de la Cerámica contra el R. Madrid, el Villarreal afrontaba este partido con el objetico de sumar los tres puntos, y quitarse las malas sensaciones que le dejo el partido contra los merengues.

Fran Escribá tenía claro que haría rotaciones en el once titular, puesto que la carga de partidos de estas últimas semanas ha sido importante, y hay que ir dosificando esfuerzos de cara al tramo final de la temporada.

Con todo esto el técnico volvió a su clásico 4-4-2 en lugar de la táctica utilizada contra el R. Madrid, la cual se fundamento en poblar la zona ancha del campo para maniatar el juego de los blancos.

Como novedades más destacadas en el once titular que dispuso sobre el terreno de juego, destacar la cada vez menos novedosa presencia del canterano Rodri, así como la vuelta al equipo de Roberto Soriano que des de su expulsión contra el Málaga en liga no había sido de la partida, y el regreso como titular del 9 Roberto Soldado. Por primera vez titular desde su regreso a los terrenos de juego después de superada su grave lesión de rodilla. En cuanto a las ausencias la más notable fue la de su portero Sergio Asenjo, así como la de su capitán Bruno Soriano al que el míster dio descanso para esta jornada.

Los jugadores groguets y toda la expedición querían dedicar la victoria a su extraordinario portero Sergio Asenjo, que recordemos cayó lesionado de gravedad de la rodilla en el partido contra el R. Madrid.

Análisis

No pudieron empezar mejor las cosas para el Villarreal, ya que apenas se llevaban disputados unos minutos cuando Bakambu, que cada jornada va recuperando las mejores sensaciones, se escapo por la banda y soltó un disparo que se estrello en la madera de la portería local, con la fortuna que el balón le llega a Roberto Soriano que marca pese a la oposición de un defensa.

Ese gol dio tranquilidad al submarino que estaba bien asentado en el campo y con la sensación de tener el partido como y donde quería.

Los rojillos dolidos en su orgullo y sabedores que una derrota no matemáticamente pero si emocionalmente finiquitaba sus pocas opciones de intentar salir de los puestos de descenso se fueron con decisión en busca de la portería de Andrés Fernández.

Osasuna dispuso de ocasiones para marcar, pero quien lo hizo fue el Villarreal merced a un penalti que el nueve amarillo Roberto Soldado se encargo de generar y anotar. Eso sí con suspense porque hubo que repetirlo. El delantero volvía a marcar después de muchos mese ausente de los terrenos de juego por lesión.

Ese gol sí que fue definitivo para la moral de los rojillos que veían como apenas transcurrida media hora ya perdían por dos goles. El Villarreal como mucho acierto desecho el partido que le propuso entonces el Osasuna de ida y vuelta, y bien colocado en su campo se limitaba a  tirar contras aprovechando la velocidad de Bakambu para rematar aún más si cabe el partido.

En la segunda parte los locales salieron a por todas, y le metieron una marcha más al encuentro, un ritmo alta, una fuerte presión, El partido durante esos minutos iniciales de tiempo enloqueció y fruto de ello fue el penalti q favor de Osasuna que los volvió a meter en el encuentro.

Pero si por algo se ha caracterizado el submarino esta temporada es por saber manejar muy bien los tempos del partido sobre todo en la faceta defensiva, y eso hizo, no entro en la locura de partido que le proponía el Osasuna, y se limito a tocar y tocar y dejar que pasasen los minutos ante un equipo rojillo que no sabía cómo meterle mano. No solo eso sino que en dos contras fulminantes fue el equipo groguet el que lo sentencio con dos goles del colombiano Santos Borré.

En definitiva un buen encuentro del Villarreal que consigue tres puntos de oro para afianzarse en la sexta plaza, y tener invictas sus opciones de luchar por la cuarta plaza del campeonato.

Imagen: http://www.lfp.es

 

 

Comments

comments